• Jueves, 11 Abril 2019 a las 22:11:00

REFORMA LABORAL SÓLO ATIENDE A INTERESES DE EU: GPPRD

En voz de Frida Esparza denuncia que esta adecuación a la ley condena a mayor precariedad y desamparo a las y los asalariados mexicanos

REFORMA LABORAL SÓLO ATIENDE A INTERESES DE EU: GPPRD

 

        En voz de Frida Esparza denuncia que esta adecuación a la ley condena a mayor precariedad y desamparo a las y los asalariados mexicanos

 

        Empleados por “outsourcings” o en informalidad sufrirán bajos salarios, regateo de prestaciones, discriminación, acoso y violencia laboral

 

 

El GPPRD deploró las prisas con las que se dictaminó y aprobó la reforma laboral tan sólo para congraciarse con el gobierno de Estados Unidos, sin importar en lo más mínimo las demandas de los trabajadores, en particular de los no organizados, a quienes se deja a expensas de la informalidad, la precarización, el “outsourcing”, los despidos injustificados y el desempleo.

 

La diputada Frida Alejandra Esparza Márquez, quien presentó el posicionamiento del Partido del Sol Azteca respecto a esta reforma, lamentó que la mayoría en la Comisión Dictaminadora –en este caso, la del Trabajo y Previsión Social- haya cerrado los ojos ante la adversa situación de los asalariados y que se les haya condenado a una mayor precarización.

 

“El trabajo en nuestro país –dijo en tribuna- se encuentra postrado: es informal, mal pagado y sin prestaciones de ley; además, hay discriminación laboral, acoso y violencia hacia las mujeres. Si estos temas no son atendidos desde el Congreso, parece que no son importantes o no son tan importantes como el tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá”, reprochó.

 

Denunció el solapamiento a las violaciones cometidos contra derechos fundamentales de los trabajadores a través de regímenes laborales como el “outsourcing”, cuyo uso doloso abarata la mano de obra, simula relaciones mercantiles para las que son laborales y perjudica a los beneficiarios de contratos colectivos.

 

“Nos parece penoso que por las prisas para congraciarse con el Congreso de Estados Unidos se deje en el tintero las demandas de la mayoría de los trabajadores que aún no se han organizado”, afirmó.

 

Agregó  que el país, por la imposición de esta reforma, se queda con un marco laboral que acentúa la informalidad y la precarización del trabajo; que fomenta el “outsourcing”, facilita el despido y deja desprotegido el empleo estable.

 

“La base de cualquier proyecto organizativo es la existencia de trabajadores permanentes que puedan identificarse en sus demandas y su realidad y que puedan generar los lazos de solidaridad y confianzas elementales para estudiar, defender y mejorar sus condiciones de trabajo”, todo lo cual ignora la reforma que pretende imponerse.

 

En ese contexto, advirtió que queda mucho por hacer, sobre todo en materia de la defensa de los trabajadores del sector informal, de las mujeres trabajadoras, del empleo de jóvenes, la defensa de la seguridad social y la salud de los asalariados.

 

“Son los retos que hay por delante y que debieran ser prioridad de esta Legislatura. Esperemos que así sea y manifestamos que los trabajadores y trabajadoras de México cuentan con nuestro Grupo Parlamentario para construir el futuro del mundo del trabajo”, manifestó al recordar que históricamente existe un vínculo entre la izquierda y esta clase social.

 

Expresó además la preocupación porque las tareas de algunas instituciones queden en meras declaraciones. Es el caso del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral que prácticamente queda como figura decorativa o simple archivero.

 

“Debería quedar bien establecida la facultad para verificar que la elección de directivas sindicales, el contenido de los estatutos de las organizaciones y el contenido de los contratos colectivos de trabajo fueron aprobados efectivamente por los trabajadores que lo suscriben a través del voto personal, libre y secreto”, planteó.

 

 

-0-