• Sabado, 13 Abril 2019 a las 13:26:00

GPPRD SE SUMA A QUE CENTROS PENITENCIARIOS DEL PAIS CUENTEN CON REGISTRO DE PERSONAS MAYORES DE 60 AÑOS

La diputada Mónica Bautista lamentó que los detenidos tienen que afrontar diariamente los autogobiernos en las cárceles y la corrupción, entre otras irregularidades

GPPRD SE SUMA A QUE CENTROS PENITENCIARIOS DEL PAIS CUENTEN CON REGISTRO DE PERSONAS MAYORES DE 60 AÑOS

 

Ø  La diputada Mónica Bautista lamentó que los detenidos tienen que afrontar diariamente los autogobiernos en las cárceles y  la corrupción, entre otras irregularidades

 

Ø  Según datos oficiales en 2017 había 209 mil personas privadas de su libertad, de las cuales 5 mil 846 son adultos mayores

 

 

Para garantizar los derechos humanos de los adultos mayores y brindar una vida digna a los que cumplen una condena en el Sistema Nacional Penitenciario, la diputada Mónica Bautista Rodríguez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática (GPPRD), se pronunció a favor de que los centros penitenciarios del país posean un registro en el que se asienten los datos de las personas mayores de 60 años.

 

La legisladora lamentó que el Gobierno Federal haga caso omiso de las recomendaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), para resolver la problemática de los centros de readaptación social y mucho menos para la atención de aquellas personas adultas mayores que tienen requerimientos especiales.

 

En el proyecto de decreto por el que se adiciona el artículo 35 bis a la

Ley Nacional de Ejecución Penal en materia de derechos humanos, de las personas adultas mayores  en los centros penitenciarios, la diputada federal detalló que los y las privadas de su libertad tienen que afrontar diariamente los autogobiernos en las cárceles, la corrupción de las autoridades penitenciarias así como el hacinamiento y la falta de circunstancias que les garanticen una vida digna.

 

La legisladora por el Estado de México reconoció que estas prácticas no son nuevas, sin embargo los más vulnerables son adultos mayores. Añadió que estos problemas van desde su ubicación en los espacios carcelarios que les permitan una estancia digna ya que no responden a sus necesidades físicas, falta de equipo de apoyo como sillas de ruedas, andaderas y bastones, hasta la falta de medicamentos y el abandono de sus familiares.

 

Bautista Rodríguez citó que según el Órgano Desconcentrado de Readaptación Social y la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, hasta junio de 2017 se encontraban privadas de su libertad más de  209 mil personas, de las cuales 5 mil 846 son adultos mayores, de estas el 59 por ciento tiene entre 60 y 65 años de edad y casi el 41 por ciento tiene más de 66 años de edad.

 

Por último añadió que las personas con más de 70 años con una pena de mayor de 10 años, estarían obteniendo su libertad alrededor de los 80 años de edad, por encima del promedio de esperanza de vida planteada por el INEGI que fue de 75 años, lo que les impediría alcanzar la reinserción social.

 

--0--