• Domingo, 16 Julio 2017 a las 13:54:00

TURBIOS MANEJOS EN LA SCT PONEN EN RIESGO LA SEGURIDAD DEL NUEVO AEROPUERTO, AFIRMA DIPUTADO RAFAEL HERNÁNDEZ

La seguridad para las operaciones aéreas e integridad de los millones de usuarios del nuevo aeropuerto internacional a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) estarán en duda si no se realiza una auditoría especial a todas las empresas que participan en su construcción, afirmó el diputado federal del PRD, Rafael Hernández Soriano.

 

 

 

·             Solicitará al titular de la ASF un esfuerzo extraordinario para supervisar que todas las empresas que construyen la macro obra cumplan con los compromisos

 

La seguridad para las operaciones aéreas e integridad de los millones de usuarios del nuevo aeropuerto internacional a cargo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) estarán en duda si no se realiza una auditoría especial a todas las empresas que participan en su construcción, afirmó el diputado federal del PRD, Rafael Hernández Soriano.

 

De igual forma, el presidente de la Comisión Especial que da Seguimiento a la Construcción del Nuevo Aeropuerto, exigió que se separe del cargo e investigue al titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, quien “indiscutiblemente es parte del problema y ha actuado más como representante de empresas constructoras que como servidor público”.

 

Anunció que desde la Comisión Especial que preside solicitará al Auditor Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, que bajo la premisa de la seguridad de los futuros usuarios del nuevo aeropuerto internacional, además de la correcta aplicación de procedimientos administrativos, se redoblen las auditorías.

 

En los informes generales de la Auditoría Superior sobre la Cuenta Pública de recientes años se han hecho observaciones por malos procedimientos administrativos, incumplimientos de contratos, pérdidas para el erario por pagos adicionales y entregas de obras sin previa supervisión, “todo esto revela que hay indicios de algo más fuerte y delicado en la obra más cara del gobierno federal”, añadió al referirse al rubro del NAICM.

 

“Solicité hace varios meses auditorías en tiempo real sobre el desarrollo de la construcción del nuevo aeropuerto, principalmente por la forma en que se manejan dos fideicomisos, pero la reciente tragedia en la carretera Paso Expres de Cuernavaca exhibió múltiples fallas de la constructora Aldesa y de altos funcionarios de la SCT”, explicó.

 

La muerte de dos personas se pudo evitar si la obra hubiese cumplido las especificaciones técnicas que se requerían, ahora –abundó Hernández Soriano-, es infantil que el propio titular de la SCT busque pretextos absurdos para evadir la responsabilidad que comparte con Aldesa”, la cual construye la torre de control del nuevo aeropuerto.

 

En su opinión, el gobierno federal y la ASF están a tiempo de evitar más tragedias humanas y para ello es necesario revisar minuciosamente el desempeño de la SCT en la obra transexenal y multimillonaria.

 

Agregó que “es una constante de Ruiz Esparza es apresurar la entrega de obras para que el Presidente de la República corte listoncitos”, aunque dichas obras no hayan sido entregadas oficialmente y carezcan de revisión.

 

Recordó que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México maneja el 20 de  octubre del 2020 como fecha para que entre en operaciones el nuevo aeropuerto, sin embargo, las prisas del titular de la SCT por dar buenas noticias al Presidente pueden propiciar que se descuide el tema de la  seguridad.

 

“Emitimos la alerta ahora que se generó una tragedia que causó la muerte de dos personas por una obra mal hecha;  hay múltiples evidencias de que no hay control, o tal vez complicidad, por parte de altos funcionarios de la SCT en el desarrollo de infraestructura”, dijo.

 

CSGPPRD

 

-0-