• Jueves, 5 Diciembre 2019 a las 14:26:00

INTERVENCIÓN DE LA DIPUTADA GUADALUPE ALMAGUER PARDO AL POSICIONAR AL GPPRD EN RELACIÓN AL DICTAMEN SOBRE VIOLENCIA POLÍTICA DE GÉNERO QUE INCLUYE REFORMAS Y ADICIONES A LA LEY GENERAL DE ACCESO A LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA

La violencia contra las mujeres es resultado de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres, y se traduce en una violación a los Derechos Humanos y a las libertades fundamentales.

 

SOBRE VIOLENCIA POLÍTICA DE GÉNERO QUE INCLUYE REFORMAS Y ADICIONES A LA LEY GENERAL DE ACCESO A LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, DE LA LEY GENERAL DE INSTITUCIONES Y PROCEDIMIENTOS ELECTORALES, DE LA LEY GENERAL DEL SISTEMA DE MEDIOS DE IMPUGNACIÓN EN MATERIA ELECTORAL, DE LA LEY GENERAL DE PARTIDOS POLÍTICOS, DE LA LEY GENERAL EN MATERIA DE DELITOS ELECTORALES, DE LA LEY ORGÁNICA DE LA FISCALÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA Y DE LA LEY ORGÁNICA DEL PODER JUDICIAL DE LA FEDERACIÓN.


Con su venía, diputado Presidente.

La violencia contra las mujeres es resultado de las relaciones de poder históricamente desiguales entre mujeres y hombres, y se traduce en una violación a los Derechos Humanos y a las libertades fundamentales.

A pesar de que actualmente son reconocidos los derechos de las mujeres a votar y ser votadas, y que se han introducido los criterios de paridad obligatoria en las postulaciones de diversos cargos de elección popular, aún persiste un impedimento grave para el avance político de las mujeres en el país, que es la violencia política por razones de género.

Las elecciones del pasado primero de julio de 2018 fueron las más violentas en los últimos años.

La FEPADE registró 103 casos de agresiones políticas por motivos de género en ese mismo año en el que se abrieron seis carpetas de investigación por Violencia Política de Género y 41 números de atención.

Podemos ejemplificar algunos actos que se han presentado como Violencia política:

• Discriminación por encontrarse en estado de embarazo o licencia por maternidad

• Registrar a mujeres exclusivamente en distritos perdedores.

• Expresiones que denigren a las mujeres y su imagen pública, con base en estereotipos de género.

• Inequidad en la distribución de los tiempos de radio y televisión.

• Daños a elementos de las campañas electorales de las mujeres.

• Uso inadecuado de los partidos del presupuesto destinado a la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo de las mujeres.

• Divulgación de imágenes, mensajes o información de las mujeres con el fin de menoscabar su imagen pública.

• Agresiones verbales o físicas basadas en estereotipos y visiones discriminatorias sobre las mujeres.

• Y el extremo de la violencia: el asesinato de mujeres políticas.

El crecimiento de la violencia política durante los primeros tres meses de 2019 se focalizó en las mujeres.
Pasamos de 123 a 180 casos de violencia contra actividad política. Es decir, 57 ataques adicionales, que afectaron en su totalidad a las mujeres que realizan actividades políticas. Así, entre ambos periodos, los casos de violencia hacia las mujeres en la política subieron de 21 a 79, alza que equivale al 276%.

No podemos olvidar los  terribles asesinatos de la alcaldesa de Temixco,  Gisela Mota, y la presidenta municipal de Mixtla de Altamirano, Veracruz, Marisela Vallejo Orea, lo que es indicador que se requiere de una nueva legislación, la cual deberá encaminarse a tipificar la violencia política por razón de género y establecer claramente las competencias de cada uno de los organismos involucrados en su tratamiento, priorizar las medidas de prevención, señalar mandatos apropiados para los partidos políticos e incorporar las sanciones correspondientes.

De acuerdo con nuestras Convenciones  Internacionales -como Belém Do Pará, la CEDAW, así como el Pacto Internacional de los Derechos Políticos, como en la Convención Americana de los Derechos Humanos-, señalan que los Estados deben tomar todas las “medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra las mujeres en la vida política y pública del país garantizando, en igualdad de condiciones con los hombres, el derecho a ser elegibles para todos los organismos cuyos miembros sean objeto de elecciones públicas”, todo ello, en condiciones de igualdad y en contextos libres de violencia.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero sobre todo no permitir que los perpetradores de estas conductas queden, como hasta hoy, en absoluta impunidad.

Mi grupo  Parlamentario, el PRD, trabajamos por impulsar que se  garantice la igualdad de derechos y la erradicación de todo tipo de violencia, por lo tal votaremos a favor  de este dictamen que propone múltiples modificaciones en 7 leyes para dar un marco jurídico que permita eliminar la Violencia Política por razones de Género.
Por un México sin violencia a las mujeres y las niñas,
hasta que la dignidad se haga costumbre, por un México incluyente con la participación plena de las mujeres en la vida pública de este país.

Y gracias a todas aquellas mujeres que nos antecedieron en las legislaciones, tanto en el Senado como en las pasadas legislaturas, y gracias también a las mujeres de la sociedad civil y al Movimiento Nacional Feminista.

Es cuanto, presidente.



---oo0oo---

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"