• Viernes, 22 Mayo 2020 a las 11:33:00

EXISTEN “OTROS DATOS” QUE SEÑALAN QUE HAY MÁS CORRUPCIÓN CON LA LLEGADA DE LA CUARTA TRANSFORMACIÓN: MÓNICA ALMEIDA.

La Diputada Federal Mónica Almeida considera que el discurso anti corrupción de la Cuarta Transformación, se ha diluido a la par de sus fracasos y escasos resultados, esto en razón de que integrantes de su gabinete han tenido discrepancias en sus declaraciones patrimoniales, familiares de los miembros del circulo directo del presidente han recibido contratos millonarios a sobreprecio

 

EXISTEN “OTROS DATOS” QUE SEÑALAN QUE HAY MÁS CORRUPCIÓN CON LA LLEGADA DE LA CUARTA TRANSFORMACIÓN: MÓNICA ALMEIDA.

 

La Diputada Federal Mónica Almeida considera que el discurso anti corrupción de la Cuarta Transformación, se ha diluido a la par de sus fracasos y escasos resultados, esto en razón de que integrantes de su gabinete han tenido discrepancias en sus declaraciones patrimoniales, familiares de los miembros del circulo directo del presidente han recibido contratos millonarios a sobreprecio, el 78% de compras han sido por adjudicación directa, las obras e implementación de programas se han otorgado a los que antes se les tenía contemplados dentro de la “mafia del poder”, tener como información reservada los estudios de factibilidad y los detalles de los contratos y pagos de obras como el Tren Maya y el Aeropuerto de Santa Lucía, entre muchos otros ejemplos, dejan sin credibilidad al Gobierno actual, el cual excusaba la ineptitud, inoperancia y falta de resultados con el pretexto de atacar a la corrupción.

 

La legisladora lamenta que “los -otros datos- los de verdad, los medibles, le vuelven a mostrar sus verdades al presidente Andrés Manuel López Obrador, pues hay más corrupción que cuando imperaban los gobiernos neoliberales corruptos, ya que en la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental del INEGI, la tasa de prevalencia de corrupción se incrementó de 14 mil 635 víctimas por cada 100 habitantes en 2017, a 15 mil 732 en 2019, al igual que la tasa de incidencia la cual pasó de 25 mil 542 actos de corrupción por cada 100 mil habitantes en 2017 a 30 mil 465 en 2019”.

 

La congresista indicó que “el gobierno debe dejar de mirar al pasado para repartir culpas, demostrar con resultados que se está combatiendo la corrupción, en lugar de utilizar esta, como pretexto para tomar decisiones que encubren más actos de corrupción y/o caprichos políticos presidenciales de dudosos beneficios para los mexicanos”, señaló.

 

Por otro lado, el Sistema Nacional Anticorrupción, creado por medio de un conjunto de reformas constitucionales y legislativas desde el 2015, hoy con la Cuarta Transformación prácticamente ha desparecido a pesar de tener sus bases en el artículo 113 Constitucional y ser vigente, este sistema el cual cuenta con un Comité y estructura que busca realmente terminar con la corrupción, ha sido prácticamente cambiado por la famosa Secretaría de la Función Pública, dependiente directamente del presidente y con investigaciones y resultados a modo, es por ello que a pesar de las acusaciones frontales a miembros de su gabinete, estas han sido desestimadas y tratadas con opacidad, quedando claro que la corrupción en este gobierno es selectiva.

 

En ese sentido, mientras no existe un impulso presupuestal al Sistema Nacional Anticorrupción con una reducción del 70% a la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción como ejemplo,  la Secretaría de la Función Pública tuvo un aumento del 57%, de ese tamaño es la voluntad de “terminar con la corrupción” por lo tanto se observa que en este gobierno impera el dicho de “a los amigos justicia y gracia, a los enemigos justicia a secas”, lamentablemente en esta administración se tiene un reprochable comportamiento en un ambiente de desconfianza hacia las instituciones, marcado por la desesperanza, llevándonos hacia un declive a nivel nacional.

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"