• Miercoles, 29 Julio 2020 a las 22:04:00

RECHAZA PRD MODIFICACIONES A LEY DE ADQUISICIONES PARA MEDICAMENTOS: “DESATARÁ MAYOR DESABASTO Y SE PERDERÁ CERTEZA SOBRE LA CALIDAD”, DICE

No es cierto que el propósito fundamental sea acceder a la vacuna contra el Covid-19. Lo que se pretende es resolver de mala manera, el desabasto y buscar proveedores internacionales haciendo a un lado a empresas que aportan 160 mil empleos directos y 500 mil indirectos, acusa

RECHAZA PRD MODIFICACIONES A LEY DE ADQUISICIONES PARA MEDICAMENTOS: “DESATARÁ MAYOR DESABASTO Y SE PERDERÁ CERTEZA SOBRE LA CALIDAD”, DICE

 

·        No es cierto que el propósito fundamental sea acceder a la vacuna contra el Covid-19. Lo que se pretende es resolver de mala manera, el desabasto y buscar proveedores internacionales haciendo a un lado a empresas que aportan 160 mil empleos directos y 500 mil indirectos, acusa

 

·        El país requiere cada año, alrededor de dos mil millones de cajitas con medicinas que solo pueden ser transportadas en barcos; hay que contratar con un año de anticipación, pagar la mitad y esperar a que lleguen. Nos estamos arriesgando a una distribución inicierta, previene

 

·        La decisión de AMLO -avalada por Morena y sus aliados en el Congreso- nos llevará a un desabasto como ocurrió con las familias de niños y mujeres con cáncer. Aumentarán los reclamos de pacientes, médicos, y familiares. Las consecuencias serán gravísimas, advierte

 

·        Sin haber explicado razones claras, AMLO ha desatado una persecución contra la industria farmacéutica nacional en un ánimo de venganza que derivará en el riesgo de sobrevivencia de esas empresas y nuestra dependencia de la ONU, sin la intervención de Cofepris con medicamentos sin la eficacia requerida, ni la seguridad indispensable, recalca

 

Antonio Ortega Martínez, integrante del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática en la Cámara de Diputados, advirtió que la decisión del Presidente Andrés Manuel López Obrador–a través de la mayoría parlamentaria de Morena y sus aliados- de modificar la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público para comprar medicamentos en el extranjero, derivará no solo en una crisis de abasto de insumos cuya eficacia y eficiencia estarán en entredicho, sino que también se pone en riesgo a empresas nacionales y los empleos que generan.

 

Tras señalar que el Grupo Parlamentario del PRD no avala dicha acción y por ello su voto en contra, Ortega explicó que  el mecanismo de adquisición que pretende el Presidente López Obrador -para adquirir medicinas e insumos en el extranjero sin cumplir la obligación constitucional del concurso, la invitación y, en último caso, de la adjudicación directa- es una medida que ha tomado de manera irresponsable.

 

En principio, detalló, llegarán medicinas y otros productos sin la regulación del órgano mexicano, se perderá la certeza de la calidad, eficacia y seguridad que es responsabilidad de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) cuando se solicita la fabricación o venta de un producto en territorio nacional.

 

“No habrá esa regulación, ni ese seguimiento, con todos los riesgos (porque ya los vivimos, compramos medicamentos en India y Argentina para el tema de la urgencia por la escasez de medicinas para niños con cáncer y por el Covid), y –finalmente- los médicos, los familiares de los enfermos y los propios enfermos se quejaban de que estos productos por las marcas y la composición, no resolvían los problemas que ellos estaban teniendo… Estamos hablando de que la bioequivalencia de un producto y otro -desde luego- genera este tipo de dificultades”, explicó.

 

Entonces, añadió Ortega, tendremos un serio problema con la inseguridad de qué productos se compran y cómo.

 

El origen, argumentó el diputado perredista, tiene que ver con una mala instrucción y una peor operación e instrumentación de la otrora Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda, Raquel Buenrostro quien, en un ejercicio cómico, fatal, de la planeación que se requiere para resolver el tema de la compra y abasto de medicinas, decidió suspender contratos, corridas, acuerdos con empresas nacionales y extranjeras, bajo el argumento de que “había corrupción, concentración, y de que unas cuantas empresas se habían enriquecido con la compra de medicamentos”.

 

Quizás sea cierto –afirmó- pero nunca se dijo con claridad, ni se interpusieron denuncias, ni hubo demandas judiciales que acreditaran lo que justificó romper la planeación que, año tras año, se realiza para abastecer al sistema de salud.

 

En cambio, destacó Ortega, improvisadamente se dedicaron a buscar proveedores del extranjero, a comprar medicinas caras y sin la calidad suficiente ni la intervención de Cofepris, suministrando por lo tanto, medicamentos sin la garantía ni la seguridad necesarias, por lo que el abastecimiento se volvió un caos.

 

Además, afirmó Antonio Ortega, cuando López Obrador pretende generar confianza diciendo que “habrá intervención de las Naciones Unidas”, lo que hace es que estamos recurriendo a un fondo que se constituyó para países pequeños que, por su condición económica y fragilidad, no tienen acceso al mercado internacional de ciertos productos y que -en un acto de solidaridad- el organismo instaló para que se pudieran asociar y, en conjunto, consolidar compras buscando abastecimiento, calidad y precio.

 

El problema, destacó el congresista, es que México requiere cada año, alrededor de dos mil millones de cajitas con medicinas que solo podrán ser traídas en barcos, contratar con un año de anticipación, pagar la mitad, esperar a que lleguen, y garantizar una distribución efectiva. Evidentemente, apuntó, por las experiencias de las malas decisiones y operaciones que toma el gobierno actual, será un caos y tendremos enormes dificultades con este procedimiento.

 

Además, expresó, se pretende dar un golpe grave a la industria farmacéutica nacional, que da empleo a más de 160 mil trabajadores cuyos salarios están por encima de la media nacional porque es personal humano, capacitado y adiestrado.

 

“Esta industria genera el 2.2 por ciento del PIB manufacturero, tiene vinculación con más de 160 líneas industriales, genera más de 500 mil empleos indirectos. Es decir, tiene un alto valor estratégico para nuestra soberanía porque produce los medicamentos que México requiere y no tenemos por qué andar buscando en el extranjero con los riesgos que implica”, enfatizó.

 

Antonio Ortega Martínez concretó que el Presidente López Obrador, sin haber explicado razones claras, ha desatado una persecución contra la industria farmacéutica, con un ánimo de venganza que propiciará un golpe a su sobrevivencia: “Multiplicará el tema del desabasto y estaremos a expensas de varias naciones y gobiernos en el mundo, con todas las dificultades que pudiéramos estar enfrentando.

 

No es cierto, finalizó, que el propósito fundamental es acceder a la vacuna contra el Covid. Lo que se pretende resolver de mala manera, es el desabasto y buscar proveedores haciendo a un lado a los nacionales. Malas decisiones, mala instrumentación en la solución de problemas y, desde luego las consecuencias serán gravísimas.

 

oooOooo

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"