• Viernes, 5 Marzo 2021 a las 10:20:00

NORMA OFICIAL MEXICANA PARA MIELES, LA APUESTA PARA FORTALECER SECTOR APÍCOLA: MÓNICA ALMEIDA.

Al existir una regulación y determinación de estándares de los productos apícolas mexicanos, el mercado extranjero comprará a precios justos para los productores.

 

NORMA OFICIAL MEXICANA PARA MIELES, LA APUESTA PARA FORTALECER SECTOR APÍCOLA: MÓNICA ALMEIDA.

         Al existir una regulación  y determinación de estándares de los productos apícolas mexicanos, el mercado extranjero comprará a precios justos para los productores.

La Diputada Federal Mónica Almeida, compartió que derivado de diversas reuniones con productores apícolas, concluyeron que contar con una Norma Oficial Mexicana, para las mieles, dotará de mayor seguridad a los compradores extranjeros, lo cual permitirá elevar el valor y volúmenes de importación de la miel de nuestro país, razón por la cual presentó esta propuesta en la Cámara de Diputados.

“Es necesario tener una norma oficial mexicana que regule la miel mexicana, para que le permita contar con el aval de calidad que tienen las mieles de nuestro apicultores, para que no sólo en el ámbito local se garantice y se diferencie la miel de calidad con las mieles “pirata” o de menor calidad”, comentó.

Explicó que al existir una regulación y determinación de estándares de los productos apícolas mexicanos, el mercado extranjero verá en México una oportunidad de compra de calidad, que permita incrementar las exportaciones de la miel mexicana y sus derivados, a precios justos que eleve las ganancias y permita impulsar el sector apícola, con todos los servicios ambientales agregados que esta actividad conlleva.

Explicó que la miel mexicana es un producto poco diferenciado en su calidad, y su cotización apenas alcanza el promedio internacional, se comercializa a granel en contenedores de 300 kg, sus productores no disponen de un sistema de control de calidad estandarizado ni de diferenciación de marca que permita distinguirlos como una miel de alta calidad; sin embargo, tiene aceptación en países como Alemania por empresas mayoristas que son capaces de acopiar la miel de pequeñas unidades productoras, pero comprando la miel a bajos precios deja un margen mínimo de ganancia a los productores que sumado a la disminución de exportaciones tiene al borde del colapso al sector apícola.

“En una economía abierta como la nuestra, la carencia de algún mecanismo obligatorio que permita evaluar y certificar que los productos que se ponen a disposición del mercado interno, provocaría desórdenes en los mercados externos, ocasionando que los buenos productores que se esfuerzan por tener buenas prácticas de manufactura compitan con otros de baja calidad provenientes del extranjero en desigualdad de condiciones, con precios similares, provocando perjuicios a los productores mexicanos, que cuentan con miel de calidad, pero la comercializan a bajo costo, reduciendo sus ganancias”, agregó.

 

Recordó que en las NOM se establecen las especificaciones, los atributos, las características, los métodos de prueba o las prescripciones aplicables, que un producto, proceso o servicio debe cumplir, lo cual a nivel internacional funciona como un mecanismo obligatorio que permita evaluar y certificar que los productos o los servicios que se ponen a disposición del mercado interno para garantizar que cumplen con buenas prácticas de producción.

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"