• Viernes, 28 Abril 2017 a las 23:00:00

ENTREVISTA A LA DIPUTADA Y VOCERA DEL GPPRD, CRISTINA GAYTÁN HERNÁNDEZ, SOBRE LA LEY DE CULTURA, AL TÉRMINO DE LA REUNIÓN EXTRAORDINARIA DE LA COMISIÓN DE CULTURA

 

 

P: ¿Por qué dice que en realidad no se trabajó en conferencia?

 

Diputada Cristina Gaytán Hernández (CGH): Porque -mire-, nosotros acordamos trabajar con el Senado de la República en conferencia, es decir, las comisiones, en el caso del Senado son cuatro: la Comisión de Cultura, la Comisión de Radio, Televisión y Cinematografía, y me parece la de Asuntos Legislativos. Y nosotros teníamos que trabajar y hacer el dictamen, ellos tenían cuatro iniciativas presentada por senadores, nosotros la iniciativa que decidimos presentar solamente de la comisión, sin que ningún diputado presentara una iniciativa, porque un trabajo en conjunto. Incluso el propio acuerdo de la Junta de Coordinación Política cuando todavía estaba el propio secretario de Educación que vino aquí y dijo: se va a trabajar en conferencia. Hicimos un acuerdo con el gobierno, legisladores y demás y pues resulta que esta reunión nunca se dio.

 

Recibieron en el Senado nuestra iniciativa de aquí de Cámara de Diputados; la metieron a un dictamen junto con las otras cuatro. Se preparó un documento bastante amplio, 106 artículos que integraban las opiniones de todo esto. Cuando se envía un poco por cortesía a la Consejería Jurídica de Presidencia para ver que no interfirieran, que el propio gobierno, la Secretaría de Cultura y demás estuvieran de acuerdo en este documento que no dañaba, que no invadía. Pues lo que nos regresan es una sexta iniciativa. La iniciativa del presidente de la República, la Consejería Jurídica o no sabemos de qué intereses en este país. O sea, echaron a la basura, el dictamen con las cinco iniciativas previas y sacaron una nueva 48 horas antes.

 

P: ¿Qué es lo que más violenta?

 

CGH: El engaño, porque fue mucho trabajo, porque fueron muchos compromisos, porque fue mucho esfuerzo, que pusimos muchos compromisos que hicimos con la comunidad artística, recorrimos el país. Nos sentamos con instituciones, con investigadores y todo eso fue una simulación. Ellos tenían ya su iniciativa sobre la que querían presentar, en donde no se hace esta… Tiene el nombre de Ley de Cultura y Derechos Culturales, pero solamente el nombre. Omiten toda referencia a los derechos culturales como derechos humanos que están plasmados en el cuarto constitucional. Hay una visión centralista nuevamente de la cultura, controladora por parte del gobierno, sin permitir toda la otra parte que ya habíamos avanzado. De permitir que la comunidad, que las propias organizaciones se empoderaran con esta construcción cultural.

 

Entonces, esto es, y lo insisto es un producto legislativo que contará en el record de los diputados y dirán que la LXIII Legislatura aprobó una Ley de Cultura.

 

Pero yo lo que les diría: aprobó el título de una Ley de Cultura, un cascarón que no va al fondo de las necesidades del país. Eso no le va a cambiar la vida ni a los creadores, ni a los artistas, ni a la comunidad cultural de este país. Esto simplemente va a la egoteca de los legisladores.

 

P: Oiga, ayer la cabildeó obviamente el presidente de la comisión. ¿En algún momento utilizó a la Comisión?

 

CGH. Pues yo creo que hubo diputados que accedieron a esto, accedieron a la intromisión del gobierno federal, accedieron al maltrato del gobierno federal, porque nosotros electos, nosotros aquí en este recinto quedamos o quien se dejó, quedó supeditado a la Consejería Jurídica, al maltrato de la Consejería Jurídica, a la soberbia de la Consejería Jurídica y que les concediera migajas, cuando lo que buscábamos eran derechos.

 

P: Nos dice que su bancada va a votar a conciencia de cada legislador.

 

CGH: Así es.

 

P: ¿Entonces cómo estima que vaya a ser la votación?

 

CGH: Yo trato de decir sin un afán de soberbia, si alguien conoce esa ley y alguien conoce el proceso, si alguien conoce todos los documentos, soy yo. Mi voto es absolutamente en conciencia de lo que estoy votando de cada una de las letras y párrafos que estoy votando, y es por eso que mi voto será en contra.

 

Si sé que los demás diputados han estado cabildeando en un asunto de que salga lo mejor posible, yo no oigo cantos y hurras afuera de la comunidad artística por lo que se aprobó en el Senado, tampoco las voy a oír por lo que se aprueba en la Cámara de Diputados. Y lo que si no vamos a caer es en el discurso fácil de decir: están votando contra la cultura, no, mi voto es absolutamente en conciencia, en defensa de la cultura y contra una ley que no nos ayuda a avanzar en nada.

 

P: ¿Cómo ve esto de los vales (inaudible) que le agregaron en último momento, al cuarto para las doce?

 

CGH: Yo te diría y literalmente al cuarto para las doce. Los grandes avances que algunos celebran de esta iniciativa se dieron entre once de la noche y cuatro de la mañana, ignorando un año de trabajo.

 

¿Cómo lo vamos hacer? ¿Cómo lo vamos a concretar? ¿Va haber respaldo de la comunidad artística? Ojalá y de veras lo deseo que yo me equivoque y esto si sea el máximo detonador, pero ya me equivoque una vez también. Y me equivoque impulsado y defendiendo la creación de la Secretaría de Cultura, confiando en que el Ejecutivo lo iba a tomar como una prioridad, ahora vemos a la Secretaría de Cultura, y creo que lo mismo puede ser con la ley.

 

P: ¿Van a meter alguna reserva ahora que vaya al pleno?

 

CGH: Voy hacer mi posicionamiento y aré –lo que aré— es el trabajo que tiene que hacer un legislador, reformar porque esa ley cambie y sirva para la gente.

 

P: Es decir, ¿hará propuestas para el siguiente periodo ordinario?

 

CGH: El siguiente periodo ordinario. La ley que queremos contra la ley que se va a votar nos da para ésta y diez legislaturas más. Hay que hacerla de nuevo. Gracias.

 

CSGPPRD/MRH

--oo0oo--

 

Galería Relacionada