• Jueves, 12 Diciembre 2019 a las 17:16:00

DECLARACIONES DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, CON RELACIÓN A LA SALIDA DE EVO MORALES DE MÉXICO TRAS LA PRESIÓN GENERADA DESDE EUA.

En principio, lamentar que sea en los medios de Estados Unidos, que sean los anuncios oficiales del gobierno de los Estados Unidos, por lo que los mexicanos nos estamos enterando de la letra chica de la renegociación del T-MEC.

DECLARACIONES DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, CON RELACIÓN A LA SALIDA DE EVO MORALES DE MÉXICO TRAS LA PRESIÓN GENERADA DESDE EUA.

 

En principio, lamentar que sea en los medios de Estados Unidos, que sean los anuncios oficiales del gobierno de los Estados Unidos, por lo que los mexicanos nos estamos enterando de la letra chica de la renegociación del T-MEC.

 

Y, además, comentarles ingredientes que complican mucho más el comportamiento del gobierno mexicano frente a la renegociación.

 

Ustedes deben acordarse de la famosa frase que se instaló, del Presidente Fox quien, por teléfono, dijo al Presidente Fidel Castro (cuando aún vivía), que “comía y se tenía que ir” para no asistir a un encuentro de los presidentes que, en ese momento, se reunían en México.

 

Todos calificamos como “denigrante” y lastimoso para la dignidad y la soberanía del país, el haber cumplido prácticamente una instrucción del Presidente Bush a Fox.

 

Hay manera de predecir que la salida de Evo Morales de México y la forma en que pasó, más los dichos en Argentina, que –de nueva cuenta- el gobierno de los Estados Unidos (ahora con el Presidente Trump) exigió al Presidente López Obrador que Evo Morales debía salir del país, que era “incómodo” para las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y México la presencia de Evo y el activismo político que empezaba a desatar y que ni Ebrard ni nadie le recomendó –como lo marca la ley mexicana que los exiliados deben guardar prudencia en su activismo político- y, con toda seguridad, con pena debió haber sido quien pidió a Morales que tenía que retirarse porque de alguna u otra manera, dijeron que era condición para firmar la renegociación del Tratado.

 

La llegada de Evo (a Argentina) fue coronada con el dicho: “Me siento mejor en Argentina que en México”, en un justo reclamo por la disposición absurda del gobierno mexicano a atender un reclamo del gobierno de los Estados unidos, y parecería extraño; pero en política no hay coincidencias extrañas.

 

El famoso incidente del libro (robado) por Ricardo Valero cuyo video solo lo podían tener la empresa y el gobierno de Argentina que, con seguridad, requisó el video del robo del libro ocurrido en octubre pero que hasta hoy el gobierno de Argentina lo exhibe en un duro golpe a la autoridad política del gobierno mexicano en América Latina.

 

Creo que tiene que ver con la reacción del gobierno argentino a la incomodidad que, de alguna u otra manera, estos países, los cubanos, los argentinos, los bolivianos, los venezolanos, esgrimían ante la ambigüedad de López Obrador de no encabezar el polo de resistencia ante las presiones de los norteamericanos.

 

Creo que este incidente no habría que dejarlo pasar y ahora podemos ver que la renegociación de la adenda de los 4 u 8 puntos que estamos conociendo por medios norteamericanos -porque en México los tienen totalmente encriptados- es una firma que lesiona seriamente la dignidad y la soberanía del país.

 

Creo que aumentar el plazo para la permanencia de las patentes en medicamentos biotecnológicos, es absurda la aceptación de los visores o inspectores norteamericanos que vienen a México a supervisar y garantizar el cumplimiento de lo establecido en la Reforma Laboral.

 

Les pongo un ejemplo muy sencillo: Ustedes saben la capacidad competitiva de los productores de jitomate del noreste mexicano, Baja California, Sinaloa, Sonora; hemos ganado en el mercado, la competencia, los productores de Baja California y de Miami en calidad, precio, competitividad del jitomate.

 

Aquí en México, regularmente se realizan labores de fungicida con limitaciones técnicas y en perjuicio, sin duda, de condiciones laborales de los trabajadores. En Sonora y en Sinaloa indígenas de Oaxaca, casi niños de 13-15 años, cargando los famosos tanques con los fungicidas y fertilizantes, recorren los plantíos prácticamente sin ninguna protección.

 

En Estados Unidos, cualquier trabajador que realiza esta labor tiene que usar botas, cubrebocas, lentes, casi es un traje espacial. Bastará que los visores vean que no se cumple con términos de lo que establece la Ley Laboral para que se pueda establecer la prohibición de la exportación de estos productos.

 

Creo que el Tratado, como se está empezando a conocer, va a despertar muchas inconformidades; pero a confirmar la sumisión y la actitud poco seria y poco firme frente a los agravios a la soberanía mexicana.

 

PREGUNTA: Diputado, vuelve la molestia a América Latina por el comportamiento de México a Estados Unidos, ¿eso sería la reacción de Argentina ahora con lo del embajador?

 

RESPUESTA: Yo creo que esa historia del “hermano mayor” que era México, en términos de comportamiento político frente a la permanente ambición y agresión de los Estados Unidos que permitió pasajes históricos como el tema de la OEA; Cuba; la invasión a Etiopía; los exiliados de la Guerra Civil española, todos esos pasajes heroicos de la diplomacia mexicana, hoy quedan hechos añicos y, desde luego, muelen en pedazos el liderazgo y la autoridad moral de México en América Latina.

 

Gracias.

 

oooOooo

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"