• Miercoles, 22 Febrero 2017 a las 14:11:00

INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO FEDERAL JESÚS ZAMBRANO GRIJALVA, VICECOORDINADOR DEL GPPRD, AL INAUGURAR EL FORO “ALTERNATIVAS DEMOCRÁTICAS ANTE LAS DEPORTACIONES MASIVAS”.

Gracias, muchas gracias. Muy buenos días a todas y todos quienes nos hacen el favor de acompañarnos aquí, en esta ocasión, en la Cámara de Diputados, en el recinto de San Lázaro, en la capital de la República.

 

 

Gracias, muchas gracias. Muy buenos días a todas y todos quienes nos hacen el favor de acompañarnos aquí, en esta ocasión, en la Cámara de Diputados, en el recinto de San Lázaro, en la capital de la República.

 

Agradezco de manera muy especial a quienes el día de hoy, toda la mañana, estarán participando, durante tres mesas de trabajo en las que se ha organizado el desarrollo de este tan importante foro y especialmente a quienes nos acompañan en el presídium, quienes ya han sido presentados y presentadas.

 

Nos da mucho gusto que en una materia tan importante, destaquen amigas mujeres, activistas y desde luego, magníficos amigos, tanto de la Secretaría de Relaciones Exteriores, el ministro Jacob Prado, en representación del propio Canciller; nuestros amigos que han venido de lejos, Tijuana está casi allá en la puntita del noroeste de nuestro país, es el punto más alejado de la capital de la República.

 

José Luis Pérez Canchola, indiscutible maestro, conocedor del tema migratorio y de las relaciones bilaterales con Estados Unidos y también de los derechos humanos. Carlos Arango, a quien hemos tratado en varias ocasiones que hemos estado en labores de trabajo, institucionales en Chicago, Illinois y que el día de hoy, como director de Casa Aztlán nos acompaña.

 

Desde luego, a la doctora Eunice Rendón, coordinadora de Agenda Migrante; sin duda, un gran desempeño, una gran labor en esta materia, igual que la maestra Tobyanne Ledesma, recién concluidos sus trabajos como constituyente de la Ciudad de México y una reconocida activista en la materia de defensa de los derechos humanos y migrantes y, desde luego, a nuestra compañera y amiga, Beatriz Mojica Morga, secretaria general del PRD, quien apenas hace unos cuantos días estuvo, junto con una comitiva del Área de Relaciones Exteriores del PRD –aquí está el secretario de esta cartera del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Irán Moreno.

 

Estuvieron en una gira muy importante de trabajo, intercambiando puntos de vista con demócratas, con dirigentes y legisladores del Partido Demócrata, del ala más activa y consecuente en la lucha por los derechos de los migrantes y de los derechos humanos, en general, en los Estados Unidos.

 

Desde el año pasado que se perfilaba la posibilidad de un triunfo que después resultó que era inesperado pero estaba la posibilidad plantada en el escenario de un triunfo de Donald Trump en la presidencia de los Estados Unidos, empezamos a plantearnos la necesidad, pertinencia, conveniencia de un foro con estas características que abordara el tema migratorio, la posibilidad de deportaciones masivas y dijimos que había que arrancarlo casi inmediatamente después de que iniciara sus gestiones en la presidencia de la República, Donald Trump, si es que llegaba; después se confirmó.

 

Y con mayor razón, ante el hecho de que uno de sus primeros anuncios fue justamente el referido al tema migratorio y a la amenaza que ya se ha ido haciendo realidad de deportaciones masivas, nos propusiéramos la realización de este foro con especialistas, representantes de distintos sectores y vertientes del quehacer institucional, del quehacer social, del quehacer ciudadano, de quienes se han distinguido por estar militando, trabajando durante muchos años en esta materia.

 

Precisamente, a prácticamente un mes de que ha arrancado la gestión el nuevo presidente de los Estados Unidos, nos estamos reuniendo el día de hoy aquí, en virtud de que los anuncios y las acciones que ya se han emprendido plantean para México un nuevo panorama, una nueva situación y que siendo, desde luego muy importantes -y a esos temas se referirán también en su momento, en las mesas subsiguientes otros especialistas- en materia económica, en los impactos que estaría teniendo socialmente, aquí en nuestro país esta situación, pero el tema migratorio, a estas alturas, en las actuales condiciones y circunstancias, ya se ha convertido en el principal, en el gran reto que hoy tenemos como país, como mexicanas y mexicanos.

 

Se ha venido, prácticamente, a convertir en una crisis en la materia, una crisis migratoria, como también una crisis de derechos humanos y una crisis humanitaria, en muchos sentidos.

 

No podemos ignorar que el fenómeno global de la migración ha estado jugando en los últimos años, en los últimos tiempos, un papel determinante en la vida de México, en virtud de que no solamente somos un país que exporta, que expulsa, mejor dicho; un país origen de migración hacia los Estados Unidos, sino también de tránsito y destino mismo de migrantes provenientes especialmente de Centroamérica y hoy el Caribe con los miles de haitianos que tenemos acá, en la frontera de Baja California.

 

Yo diría que no hay que olvidar que después de la India, México es el país con el mayor número de emigrantes. Después de Rusia, México es el país con el mayor número de mujeres emigrantes. La migración, pues, es un fenómeno de gran complejidad, que no solo involucra el desplazamiento de adultos, sino también el movimiento de grupos familiares y preocupantemente de muchos menores de edad; una parte muy importante de ellos no acompañados por familiares adultos.

 

Al considerar que los migrantes nacidos en nuestro país y sus descendientes que ya nacieron del otro lado de la frontera, en Estados Unidos, se calcula aproximadamente 40 millones de personas de origen mexicano que ya se encuentran viviendo, desde distintos momentos en la unión americana.

 

México es, al mismo tiempo, en virtud de esto mismo, de trabajadores migrantes que se van a buscar una mejor vida en los Estados Unidos, es el mayor receptor de remesas enviadas desde Estados Unidos. 7 de cada 10 migrantes mexicanos en Estados Unidos, enviaron remesas, solo para ejemplificar, a sus localidades de origen, en 2016. Las remesas hacia México duplicaron su tasa de crecimiento en el 2016, recién concluido.

 

Por lo tanto las deportaciones masivas y sus efectos son el tema central, como lo decía al principio, que nos ha convocado para la realización de este foro. Cierto, hay que reconocerlo, que este fenómeno de la migración y las deportaciones, no son algo nuevo para México. Tan solo recordemos que con Obama, en los últimos años, tan solo en el 2016 deportó 219 mil mexicanas y mexicanos, de 2013 a 2016 el flujo de mexicanos repatriados, expulsados pues, de los Estados Unidos, ascendió en esos tres años a casi 1 millón de personas.

 

Y por lo tanto, no siendo un fenómeno nuevo, lo que llama la atención, precisamente, es que nunca el gobierno mexicano tuvo la capacidad, la valentía de alzar la voz, para defender los derechos de estos grupos familiares, de estos padres de familia, madres de familia. Lo que hoy tenemos como, seguramente lo repetirán aquí varios de los ponentes, es que tras la victoria de Donald Trump, ha renacido un discurso anti mexicano, xenófobo, que va más allá de una crisis diplomática y que está derivando, como lo comentaba, en una crisis de derechos humanos.

 

Siguen las medidas. Apenas el día de ayer, pues el departamento de seguridad interna de los Estados Unidos, ordenó deportar y retener en México, migrantes detenidos en la patrulla fronteriza, aunque no sean mexicanos. Y seguramente, muchos de estos temas serán parte de la temática que abordaremos en unos minutos más, que estará el canciller mexicano, aquí en una reunión de trabajo con la Junta de Coordinación Política de esta Cámara.

 

Y por lo tanto, entonces, hoy más que nunca, debemos asumir que los retos que se nos plantean en el momento actual, son de una enorme complejidad, de una enorme importancia y al mismo tiempo porque lo son de una enorme magnitud.

 

¿Por qué expulsamos a mexicanas y mexicanos a los Estados Unidos? Pues porque aquí no hay las opciones de desarrollo, de empleo, de fuentes de un trabajo bien remunerado y estoy seguro que si aquí tuviéramos oportunidades, no habría necesidad de que estuviéramos expulsando gente y hoy, justamente, por ello mismo, cuando nos van a venir oleadas de deportaciones, de connacionales nuestros, los retos se nos magnifican y no podemos decir que hay que quedarnos cruzados de brazos. No lo deberíamos hacer, por una elemental responsabilidad.

 

La realización de este foro, pues, expresa nuestra preocupación, como partido, como PRD, como legisladores que militamos en el partido y que asumimos, por lo tanto que siendo una tarea de todos, tenemos que asumir también la propia nuestra.

 

Estoy consciente, convencido de que debemos hoy más que nunca, unir esfuerzos entre legisladores, autoridades, líderes de opinión, expertos académicos y activistas de ambos lados de la frontera, que los hay, en apoyo de nuestros migrantes.

 

Y por lo tanto, estaremos muy pendientes a lo que este foro arroje. Por los análisis que se plantearán, las reflexiones que se harán y especialmente las propuestas concretas que de aquí deriven.

 

Nosotros como legisladores, militantes del PRD, asumimos el compromiso, desde luego, de dar seguimiento a las propuestas que se hagan y ténganlo por seguro que buscaremos traducirlas en acciones específicas y en lo que nos corresponde en iniciativas legislativas para ayudar en la solución o en el atemperamiento inmediato de los efectos de este fenómeno.

 

Por lo tanto, reitero mi bienvenida a todas y todos ustedes y especialmente mi agradecimiento y reconocimiento a quienes actuarán como ponentes. Porque sea por el bien de nuestro país y por el bien de nuestros connacionales en los Estados Unidos. Muchas gracias.

 

CSGPPRD/CBC/ASG

 

 

--oo0oo--

 

--