• Martes, 12 Marzo 2019 a las 16:02:00

INTERVENCIÓN DE LA DIPUTADA MÓNICA BAUTISTA SOBRE LOS PROCESOS ELECTORALES LOCALES QUE SE VERIFICARÁN EN 2019.

El país y los mexicanos después del 1ro de julio del año pasado vivimos un proceso electoral en el que se dejó dicho que deseamos elecciones libres y transparentes

INTERVENCIÓN DE LA DIPUTADA MÓNICA BAUTISTA SOBRE LOS PROCESOS ELECTORALES LOCALES QUE SE VERIFICARÁN EN 2019.

 

Con su venia diputada presidenta:

 

Compañeras legisladoras:

Compañeros legisladores:

 

No intervención presidencial en el proceso electoral del 2019 con elecciones libres y justas.

 

El país y los mexicanos después del 1ro de julio del año pasado vivimos un proceso electoral en el que se dejó dicho que deseamos elecciones libres y transparentes, razón que se alcanzó después de luchar por varias décadas este objetivo, en donde se exigía de manera prioritaria la no intervención del ejecutivo federal fundamentalmente, pues sus brazos y manos a través de las diversas instituciones gubernamentales federales y estatales lo hacían que operara siempre a favor de elecciones de Estado y eso no favorecía a la democracia plena que hoy hemos buscado consolidar en nuestro país con elecciones libres, transparentes y justas.

 

El próximo domingo 2 de junio se realizarán las primeras elecciones bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 

En seis entidades: Puebla, Baja California, Aguascalientes, Durango, Quintana Roo y Tamaulipas, se elegirán 2 gobernadores, 60 ayuntamientos, 64 diputaciones de mayoría relativa y 32 de representación proporcional.

 

Los mexicanos esperamos elecciones normales. Sería un gran retroceso, y una malísima acción contra la democracia, que se pretenda repetir la intervención presidencial en las elecciones.

 

Dada la experiencia que el mismo presidente de la república vivió en el 2005 con su injusto desafuero, la primera condición para tener elecciones limpias, legales y creíbles, es evitar la acción presidencial en favor de su partido.

 

La segunda condición para que se cumpla a cabalidad la voluntad popular, es el respeto de las instituciones constitucionalmente establecidas para organizar, realizar los cómputos y calificar dichas elecciones. Es decir, el respeto al Instituto Nacional Electoral (INE), los Organismos Electorales Locales (OPLES), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y los funcionarios de casillas.

 

Sin embargo, en el ambiente se ha levantado el fantasma de una intervención sutil pero efectiva de la presidencia de la república en los procesos electorales.

 

La presencia del presidente en las entidades donde se realizarán dichas elecciones anunciando sus programas sociales y poniendo en acción obras del gobierno federal, huele a campaña electoral anticipada.

 

El partido de la Revolución Democrática señala que la tercera condición para realizar elecciones democráticas, es que el presidente Andrés Manuel López Obrador sea congruente con su afirmación de que “ya no habrá más programas electoreros”.

 

Por esta razón le pedimos al jefe del ejecutivo que asuma su posición de representante de la nación y abandone su carácter de líder indiscutible de MORENA, y de candidato en campaña permanente. No es casualidad que el Presidente cierre hoy en Puebla su gira nacional para la entrega de recursos de los Programas Integrales de Bienestar.

 

Recordemos que él, como líder de Morena, ha realizado dos visitas a Puebla, donde se realizará elección a gobernador, una entidad considerada la número cinco por su población y por su padrón de votantes.

 

Dado su compromiso de garantizar la seguridad, hubiera sido mucho más efectivo para la paz nacional que en vez de Puebla hubiera asistido algún lugar de Tamaulipas, para realizar su reunión de seguridad, ¿Por qué no fue a esta entidad donde desde el jueves pasado se sabe que desaparecieron entre 19 y 22 personas que viajaban en autobús?

 

El 24 de febrero, le tocó visita presidencial a Quintana Roo donde se presentó la Estrategia Nacional de Turismo, y anunció su decisión de construir el tren Maya, y combatir las desigualdades sociales con los programas de bienestar.

 

Y recordemos, que el seis de enero, en Tijuana, Baja California, el presidente de México presentó el Programa Zona Libre de la Frontera Norte, con el aumento al 100% del salario mínimo, y la reducción al 20% del ISR y a 8% del IVA.

 

Estas giras presidenciales para presentar sus programas estratégicos, para entregar recursos de los programas sociales, no son causalidad. Los lugares son seleccionados con sentido electoral.

 

Si no fuera así, si no existiera un propósito electorero en las giras presidenciales, no estuviéramos viendo a un presidente de la republica magnánimo y dador de beneficios a la ciudadanía, allí donde se realizarán elecciones.

 

Dichas acciones señalan que el presidente de la republica ya empezó la campaña electoral.

 

Por tal motivo le pedimos al jefe del ejecutivo que no intervenga para atraer las preferencias ciudadanas en favor de su partido, que no repita la historia del injusto intervencionismo presidencial en los procesos electorales.

 

Para que pueda ser creíble la no intervención presidencial en las preferencias ciudadanas en beneficio de las candidaturas de Morena, desde ya, el presidente que dice respetar el Estado de Derecho y las instituciones de Ja república, debería abstenerse de hacer propaganda de sus programas sociales en las entidades donde se realizarán elecciones.

 

También esperamos que no se repita su oposición en contra de las instituciones electorales, como sucedió con la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación de aprobar la elección de Martha Erika Alonso como gobernadora de Puebla, y que llevó a la renuncia de la presidenta de dicho Tribunal.

 

Con el respeto debido a la autonomía de los poderes de la Unión, el Grupo Parlamentario del PRD le propone a esta soberanía acordar un amistoso llamado al presidente de la república para que, sin frenar la puesta en marcha de los programas sociales, se abstenga de realizar actos públicos en las seis entidades donde se realizarán elecciones.

 

Hoy los tiempos y la historia en México es distinta, los mexicanos ya no quieren más elecciones de estado en donde su sufragio electoral era avasallado por el grupo político en el poder nacional, no queremos que se repita esas viejas prácticas del viejo régimen, que mantuvo en el atraso político, social y económico al país entero, ya no queremos más procesos electorales que estén manchados por los aparatos de Gobierno y de sus gobernantes.

 

Muchas gracias.