• Jueves, 14 Marzo 2019 a las 12:49:00

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD SOBRE LA DECLARATORIA DE CONSTITUCIONALIDAD DE LA GUARDIA NACIONAL, A CARGO DEL DIPUTADO JOSÉ GUADALUPE AGUILERA ROJAS.

En el Grupo Parlamentario del PRD consideramos que los problemas relativos a la seguridad pública en nuestro país se han convertido en un factor clave para el agravamiento de la crisis humanitaria que hoy vivimos

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD SOBRE LA DECLARATORIA DE CONSTITUCIONALIDAD DE LA GUARDIA NACIONAL, A CARGO DEL DIPUTADO JOSÉ GUADALUPE AGUILERA ROJAS.


Diputado José Guadalupe Aguilera Rojas:

 

Con su venia Señor Presidente.

Compañeras diputadas, compañeros diputados:

En el Grupo Parlamentario del PRD consideramos que los problemas relativos a la seguridad pública en nuestro país se han convertido en un factor clave para el agravamiento de la crisis humanitaria que hoy vivimos y que nos ha afectado desde hace por lo menos 30 años.

Año con año hemos visto que se incrementan los índices de violencia y cómo es cada vez mayor la saña con la que las organizaciones criminales intimidan a la población. En los últimos años, el empoderamiento de los grupos de la delincuencia organizada han retado abiertamente al Estado y éste únicamente ha atinado a enfrentarlo con el uso de la fuerza, principalmente la militar, sin atender a los llamados nacionales e internacionales para atacar las redes de protección política y de financiamiento ilícito que les permitan actuar impunemente.

Esta crisis en materia de seguridad ha originado, en las fechas recientes, dos reformas constitucionales: en 1994 y en el año 2008, cuyo objeto fundamental fue, en ambos casos, establecer una mejor coordinación entre los tres órdenes de gobierno, siempre respetando el carácter civil de las policías y estableciendo mecanismos diversos para su profesionalización, respetando las facultades de los constituyentes originarios y el Permanente, atribuyendo a las entidades federativas y a los municipios en materia de seguridad pública.

Al contrario de lo que dictaría el sentido común, hemos sido testigos de cómo, en los últimos sexenios, la desarrollada por la academia… y en la ampliación del poderío de la criminalidad organizada y en su dominio en el territorio han sido cada vez más evidentes y, como consecuencia, los gobiernos en turno han respondido utilizando cada vez más, con mayor intensidad, la presencia militar en las calles, violando el texto constitucional y dejando a las Fuerzas Armadas en una situación de vulnerabilidad debido a certeza jurídica respecto de su participación en las labores de seguridad pública.

Muchos fueron los intentos que se presentaron en este sentido. El último lo constituyó la Ley de Seguridad Interior que pretendía legalizar la presencia militar en nuestras calles, sin controles legislativos o judiciales y violando las disposiciones de la Carta Magna: sin embargo, al ser declarada inconstitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se abrió nuevamente la discusión en relación con este tema.

Por ello, hoy saludamos esta declaratoria de constitucionalidad del Decreto que reforma diversas disposiciones para la creación de la Guardia Nacional porque, en un ámbito de democracia parlamentaria y en conjunto con la sociedad civil y la academia, se logró cambiar una propuesta que encomendaba las labores de seguridad pública a las Fuerzas Armadas, en vez de iniciar la urgente construcción de cuerpos policiacos civiles.

Muy por el contrario a lo que discutimos en primera instancia en esta Cámara, la Guardia Nacional será un cuerpo policiaco federal y civil que ayudará en labores de seguridad pública con las entidades federativas y con los municipios.


Es por ello que, de manera categórica, celebramos un diálogo real y abierto con la sociedad que tomaron las propuestas que en la materia han sido desarrolladas por la Academia y diversos colectivos, en los dos ejercicios que se realizaron.


En conclusión:


1.    Las reformas que hoy son constitucionales crean un cuerpo policiaco civil, bajo un mando civil y con naturaleza civil llamado Guardia Nacional, y aunque extienden la participación de las Fuerzas Armadas en materia de seguridad pública por los próximos cinco años, establece este plazo fatal para la construcción de instituciones policiales, estatales y municipales, que sea eficientes pero, sobre todo, son profesionales.


2.    Esta Guardia Nacional constituye un instrumento para coadyuvar en la solución de la grave crisis humanitaria que sufre nuestro país, diferente a lo ya implementado en sexenios anteriores, razón por la cual, apostamos a la disminución de los índices de violencia que sufrimos.


3.    Estas reformas respetan las facultades que, en materia de seguridad pública, los constituyentes originarios y el Constituyente Permanente atribuyeron a las entidades federativas y a los municipios, respetando nuestro régimen federal y al Municipio Libre.


Es por ello que el Grupo Parlamentario del PRD saluda la Declaratoria de constitucionalidad de la reforma que crea la Guardia Nacional, reforma que goza de un gran respaldo social y político, y es por ello que anunciamos, desde este momento, que no permitiremos ninguna intención de regresión a lo ya establecido en la Constitución, y en las leyes secundarias de esta reforma.


Es cuánto, señor presidente. Muchas gracias.