• Jueves, 18 Julio 2019 a las 17:06:00

POSICIONAMIENTO DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA, EN VOZ DE ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, DURANTE LA DISCUSIÓN DEL DICTAMEN RELATIVO AL NOMBRAMIENTO DE ARTURO HERRERA GUTIÉRREZ, COMO TITULAR DE LA SECRETARÍA DE HACIENDA.

Las recientes renuncias de Germán Martínez y del doctor (Carlos) Urzúa, coinciden en lo esencial; aunque uno descarna los graves daños a la salud pública de cientos de miles de mexicanos

POSICIONAMIENTO DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA, EN VOZ DE ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, DURANTE LA DISCUSIÓN DEL DICTAMEN RELATIVO AL NOMBRAMIENTO DE ARTURO HERRERA GUTIÉRREZ, COMO TITULAR DE LA SECRETARÍA DE HACIENDA.

Gracias Presidente.

Las recientes renuncias de Germán Martínez y del doctor (Carlos) Urzúa, coinciden en lo esencial; aunque uno descarna los graves daños a la salud pública de cientos de miles de mexicanos por la aplicación de una irracional política de austeridad, el otro -en su aguda crítica- nos muestra las razones del deplorable desempeño económico de nuestro país en los primeros siete meses de este gobierno.

 

Ambos coinciden en que en este gobierno no hay políticas públicas sólidas, sustentadas en evidencias, que las decisiones se toman en el aire, sin un examen cuidadoso, sin escuchar la opinión de los expertos, sin valorar razones y posibles alternativas; que la gobernación actual, es la expresión de su voluntarismo, de sus ocurrencias, de sus desatinos, de las creencias, de sus fijaciones ideológicas, de toda cerrazón a la crítica o a la discrepancia.

Ambas renuncias, tienen un impacto político enorme, porque vienen del círculo más cercano e íntimo del Presidente, no son de los “adversarios; pero, sobre todo, porque se suman a las múltiples advertencias, alertas, consejos y opiniones que llaman a la rectificación.

Voces que provienen de diversos sectores sociales, de especialistas e instituciones del Estado, con datos e indicadores que no pueden ser vulgarizados con la expresión fácil de: “Yo tengo otros datos”.

No se genera crecimiento deseándolo, ni con la fórmula mágica de la “nula corrupción y más austeridad”; ni mucho menos del dogma de pretender recrear modelos del pasado, idealizando sus logros, y fantaseando en algo que nunca sucedió: El sustituir nuestros reales motores del crecimiento por ilusas nuevas palancas del desarrollo nacional; ni siendo amnésico de los resultados catastróficos de los años 70 y 80 por políticas estatistas.

¡No! no se genera crecimiento, abstrayéndose de la realidad de un México inserto en la globalidad y en la economía de mercado.

¡No nos engañemos! No hay otro modo de crecer más que atrayendo inversiones. La economía crece cuando las empresas y el gobierno invierten y crean empleos, con salarios dignos que permiten mejorar el nivel de vida de los mexicanos y dinamizar el consumo.

La economía crece cuando el gobierno fomenta un clima de negocios, para que lleguen inversionistas. Clima que significa, contar con mano de obra calificada, acceso a los mercados, infraestructura, insumos, seguridad jurídica y pública.

¡No nos engañemos! La economía no va "requetebién", son muchos los indicadores que nos lo señalan, elaborados en México y en el mundo entero.

Decrece el Producto Interno Bruto, el empleo, el consumo, la inversión; existe una marcada incertidumbre generada por la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

En realidad, lo que observamos es un proceso de reasignación del gasto y una reasignación ineficiente:

•           Con el pretexto de combatir la corrupción, se han eliminado múltiples programas sociales, y sustituidos por programas asistenciales, consistente en reparto de dinero.

•           La austeridad ha desmantelado a la administración pública al eliminar -sin ningún criterio racional- instituciones, programas, y al atentar contra los derechos laborales básicos de los servidores públicos.

•           Existe la percepción generalizada, que esta administración construirá tres malos proyectos de infraestructura: el Aeropuerto de Santa Lucia, la refinería Dos Bocas y el Tren Maya. Estas obras no cuentan con estudios financieros, de costo-beneficio, de viabilidad y proyecciones; estudios de factibilidad técnica ni de impacto ambiental. En síntesis, están mal planeadas y cuentan con muy poco efecto multiplicador para la economía nacional.

•           Es un error darle un papel preponderante al Gobierno como agente económico, inhibiendo el papel de la inversión privada nacional y extranjera. No desconocemos los factores internacionales; pero hay elementos locales, visiones estrechas, y errores de gobernación, de administración, de política económica que tienen al país en esta condición.

Dimos el voto de confianza al nombramiento del doctor Urzúa. Hoy no le podemos dar un voto de confianza al doctor Herrera a pesar de que planteó en su comparecencia una nueva actitud ante el Congreso y ante los actores económicos, la bancada del PRD votará en contra porque las consecuencias de mantener la misma línea económica que se ha aplicado en los últimos meses, traerá como consecuencias graves problemas para el país.

No tenemos diferencias personales con el doctor Herrera. Valoramos sus credenciales y sus capacidades; pero urge que –junto con el Congreso- re-definamos una nueva política económica para el país.

Gracias por su atención.

oooOooo

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"