• Jueves, 5 Diciembre 2019 a las 16:34:00

INTERVENCIÓN DE LA DIPUTADA MÓNICA BAUTISTA RODRÍGUEZ AL POSICIONAR AL GPPRD DURANTE LA DISCUSIÓN DEL DICTAMEN RELATIVO A REFORMAS AL CÓDIGO PENAL FEDERAL EN MATERIA DE LESIONES EN RAZÓN DE GÉNERO

Hace unos días, conmemoramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En ese momento, muchas de nosotras señalamos en esta tribuna lo abominable que resulta la violencia contra la mujer en nuestro país y hoy nos encontramos discutiendo un dictamen que la Comisión de Justicia pone a consideración de esta Asamblea, para tipificar las lesiones en razón de género, lo cual sin duda constituye un importante paso en la erradicación de todo tipo de violencia feminicida.

 

INTERVENCIÓN DE LA DIPUTADA MÓNICA BAUTISTA RODRÍGUEZ AL POSICIONAR AL GPPRD DURANTE LA DISCUSIÓN DEL DICTAMEN RELATIVO A REFORMAS AL CÓDIGO PENAL FEDERAL EN MATERIA DE LESIONES EN RAZÓN DE GÉNERO


Con su venia, diputada presidenta.

Hace unos días, conmemoramos el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. En ese momento, muchas de nosotras señalamos en esta tribuna lo abominable que resulta la violencia contra la mujer en nuestro país y hoy nos encontramos discutiendo un dictamen que la Comisión de Justicia pone a consideración de esta Asamblea, para tipificar las lesiones en razón de género, lo cual sin duda constituye un importante paso en la erradicación de todo tipo de violencia feminicida.

Las cifras de la violencia en nuestro país son escandalosas. No sólo estamos situados entre los 24 países más peligrosos para las mujeres, sino que se han cometido un millón 520 mil 779 delitos en contra de las mujeres del primero de enero al 30 de septiembre de este año, dejando a 248 mil 446 víctimas, cuya libertad y seguridad sexual, así como su libertad personal se han visto afectadas por delitos como la trata de personas, el feminicidio, el homicidio doloso y las lesiones dolosas.

Sin duda, la violencia de género constituye un problema que se ha acrecentado en México y en el mundo. Se sabe que al menos una de cada tres mujeres de 15 a 49 años en el mundo ha sufrido maltrato, generalmente por parte de alguien conocido.

Cada hora, en el mundo,  un millón 200 mil mujeres son violentadas. Entre un 0.3 por ciento y un 11.5 por ciento referían haber sufrido violencia sexual perpetrada por alguien que no era su pareja. México se encuentra entre los 24 países más peligrosos para las mujeres y se cuentan, en territorio nacional, 10 feminicidios diariamente.

La nula reacción de las autoridades estatales ante las agresiones que lesionan a las mujeres, su desaparición o muerte, la forma en la que se investigan los feminicidios y los insuficientes programas de protección para prevenirlos, exhiben un trato discriminatorio y homicida para nosotras. Además, en la mayoría de los casos, el origen de las víctimas genera una discriminación de doble impacto: de género y económico.

Compañeras y compañeros diputados: hemos sido testigos de las marchas y manifestaciones que se han suscitado en  distintas partes de la República, particularmente en la Ciudad de México, en las que se realizaron pintas en monumentos históricos y se destruyeron algunas piezas de mobiliario urbano.

Se dice que las mujeres son vándalas y anarquistas, y las llaman feminazis sin darse cuenta que la violencia que se vivimos hoy en día por ser mujeres crece más por alzar la voz y por clamar justicia. Éste es un nuevo lenguaje que debemos aprender porque es el idioma de la protesta, de la contestación, de la acción en contra de un Estado que violenta a las mujeres y niñas.

Es por todo ello que las  mujeres somos doblemente víctimas de la violencia. La ejercida por la sociedad y la ejercida por las instituciones del Estado ante la indolencia de gobiernos que debieran protegernos.

Alzamos la voz gritando, reclamando, exigiendo, demandando la solución a estas violencias que no sólo las hieren y las dejan marcadas de por vida, sino que una a una nos están amatando. Es por ello que desde el Grupo Parlamentario del PRD reiteramos el llamado al gobierno federal y de los 32 estados de la República para que se implemente una política de Estado que atienda integralmente la violencia feminicida, cuyas expresiones máximas son las lesiones y, evidentemente, el feminicidio.

Según el Programa Universitario de Estudios de Género de la UNAM, el costo de la violencia contra las mujeres en México corresponde aproximadamente al 1.4% del Producto Interno Bruto que, se traducen en más de 348 mil millones de pesos.

En nuestro país, hemos visto con preocupación el repunte de conductas asociadas a la ‘masculinidad tóxica’, por su vinculación con el alcoholismo, crímenes sexuales, depresión y, por supuesto la violencia contra las mujeres. En suma, los efectos económicos de estos fenómenos equivalen a mil 400 millones de dólares cada año en el país.

Saludamos el dictamen que hoy se aprueba porque constituye una respuesta legislativa al grave problema de la violencia contra las mujeres, que hoy alzamos la voz en nuestro país y que nunca más vamos a volver a guardar silencio, y en ese acompañamiento y solidaridad, el grupo parlamentario del PRD votará a favor del presente dictamen.

Es cuanto, diputada presidenta.



---oo0oo---

 

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"