• Sabado, 27 Junio 2020 a las 13:23:00

INTERVENCIÓN DE LA COORDINADORA DEL GPPRD EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS, VERÓNICA JUÁREZ PIÑA, EN LA INAUGURACIÓN DEL FORO “ORGULLO Y DIVERSIDAD: LOS RETOS LGBTTTI EN MÉXICO Y LOS APORTES DEL SOL AZTECA”, ORGANIZADO POR EL PRD.

¿Cómo no hacer nada a pesar de la emergencia? Y por eso mi reconocimiento para Antonio Medina y para cada uno de nuestros compañeros y compañeras que estamos aquí para el banderazo de esta marcha virtual.

 

INTERVENCIÓN DE LA COORDINADORA DEL GPPRD EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS, VERÓNICA JUÁREZ PIÑA, EN LA INAUGURACIÓN DEL FORO “ORGULLO Y DIVERSIDAD: LOS RETOS LGBTTTI EN MÉXICO Y LOS APORTES DEL SOL AZTECA”, ORGANIZADO POR EL PRD.

 

 

Querida Alma, muchas gracias en verdad por tus palabras. Los saludo desde Tlaquepaque, Jalisco, y saludo a todas y todos los que ahora me han antecedido en el uso de la palabra, pero sobre todo a todas y todos aquéllos que están ahora conectados.

 

¿Cómo no hacer nada a pesar de la emergencia? Y por eso mi reconocimiento para Antonio Medina y para cada uno de nuestros compañeros y compañeras que estamos aquí para el banderazo de esta marcha virtual.

 

Y decirles que para el PRD, la lucha por los derechos humanos sin lugar a dudas es parte, es la parte esencial de la agenda de nuestro Partido, y estamos convencidas y convencidos de que únicamente la inclusión de todas las diversidades generará las condiciones para que en armonía, las mexicanas, los mexicanos, podamos convivir en la nueva realidad mundial en la era post-covid, realidad que marcará la vida de todas las futuras generaciones y en la que construiremos sin lugar a dudas una nueva forma de coexistencia con tolerancia y entendimiento.

 

Como ha sido ya señalado por Angélica, por el senador Mancera, el PRD está mandatado por sus documentos básicos, ha abanderado las luchas por el reconocimiento de los derechos de todas las personas y hemos sido adalid para proponer reformas legislativas que, nos resulta muy importante señalar que, desde el punto de vista legislativo, hemos estado siempre presentes en el Congreso de la Unión, pero también en los distintos congresos locales para que estas iniciativas no sólo enuncien estos derechos sino que además establezcan los mecanismos de exigibilidad y restitución necesarios para que éstos sean una realidad en nuestro país.

 

Déjenme decirles que cuando iniciamos esta Legislatura, el PRD, las primeras iniciativas que presentamos fue la del matrimonio igualitario, fue la de identidad de género, porque nosotros decimos que esto es parte fundamental, esto es parte de nuestra lucha y entonces las hemos presentado.

 

¿Y con qué nos hemos encontrado? Nos hemos encontrado que muchos pensaban que con este cambio de gobierno había esa esperanza de que pronto se iba a ver reflejado en la Constitución -en la Constitución- toda la lucha que había encauzado la comunidad LGBTTTI.

 

Pues bueno, oh sorpresa. Esto no ha podido ocurrir, pero ahí estamos. Estamos dando la batalla; ahí estamos. La única iniciativa que ha podido avanzar es la que tiene que ver con derechos en seguridad social y es una iniciativa que presentamos todos, pero de ahí en más no hay la disponibilidad, no hay esa disposición por parte de la mayoría para poderlas aprobar, pero con todo y eso nos parece que tenemos que seguir insistiendo y que si bien es cierto que con la Corte se avanzó, si bien es cierto que en los estados de la República se ha avanzado, en nuestra opinión tienen que estar en la Constitución lo referente al matrimonio igualitario y lo referente a la identidad de género.

 

 Desde nuestro punto de vista, la no discriminación, el matrimonio igualitario y el reconocimiento de la diversidad sexual y de género, entre otros -junto con los derechos de las mujeres; las y los jóvenes, las niñas, niños y adolescentes forman parte de una sola rama de los derechos humanos que, debido a la predominancia de una cultura heterocentrista con fuertes tintes religiosos, no han podido ser plenamente garantizados.

 

Es por ello que hemos apostado, desde nuestra fundación, a la construcción de un Estado Laico que encuentre su fundamento en los derechos humanos.

 

Desgraciadamente -como decía ya-, al día de hoy no sólo tenemos que enfrentar al oscurantismo religioso que, tradicionalmente, ha formado parte de la cultura mexicana, sino también al propagandismo piadoso que ilumina al pueblo desde el Palacio Nacional.

 

La regresión que nos amenaza no sólo se cierne sobre las instituciones democráticas que hemos construido a lo largo de las últimas décadas y de las que el PRD ha sido precursor, sino también amaga con atentar en contra de los avances que hemos tenido como sociedad para encontrar en la diversidad, las expresiones de nuestra identidad social.

 

Hoy, desde el Palacio Nacional, desde el “Palacio de los Virreyes”, vemos renacer los fueros de Antiguo Régimen.

 

Las iglesias y el ejército, cual decimonónica ave fénix, constituyen renovadas cofradías al servicio del poder unipersonal de quien ahora es Presidente y son favorecidas con canonjías, contratos, recursos y hasta canales de televisión, trasgrediendo los límites de la vida pública y vulnerando los derechos de todas y todos los mexicanos. Desde ahí se señala con el poderoso dedo de la descalificación, el insulto, la ofensa.

 

Es por ello que hoy la izquierda democrática debe de encontrar un cauce para hacer frente a la reacción y generar nuevas dinámicas sociales que nos permitan arribar a una sociedad más igualitaria y hoy, como cada año desde hace 51 años, celebramos el inicio de las protestas que nos han conducido al reconocimiento de la otredad y del respeto a la alteridad.

 

Quienes fueron detenidos en el Bar Stonewall Inn, en Nueva York, comenzaron –quizá sin saberlo— uno de los movimientos sociales derechohumanistas más importantes de la segunda mitad del siglo XX y que ha marcado el inicio del siglo XXI.

 

Mundialmente celebrado por millones de personas, el Día del Orgullo de la Comunidad LGBTTTI constituye una de las expresiones más francas y auténticas de las que cualquier sociedad puede ser testigo y, en el caso mexicano, miles de personas abrazamos estas manifestaciones no sólo por constituir parte de nuestra idiosincrasia sino porque aspiramos -porque aspiramos- a construir un paradigma de concordia, solidaridad y entendimiento, en donde tengan cabida las mayorías sociales que expresan la diversidad de México; porque la izquierda democrática que somos y en la que militamos aspira a que México sea el lugar de todas y todos.

 

Sigamos en este banderazo de esta marcha digital, sigamos luchando desde cada una de nuestras responsabilidades, sigamos luchando porque los derechos humanos son para todas y para todos.

 

Gracias por esta invitación, gracias Antonio y gracias a todos por su escucha.

 

 

  

---oo0oo---

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"