• Miercoles, 9 Septiembre 2020 a las 13:51:00

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD EN VOZ DE LA DIPUTADA CLAUDIA REYES MONTIEL SOBRE LA GLOSA DEL SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO DEL PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR EN MATERIA DE POLÍTICA INTERIOR.

Sin duda, el presente gobierno es uno que pasará a los anales de la historia y será recordado por todas y todos durante mucho tiempo. No lo será, no obstante, por las cuentas alegres que todos los días da el titular del Poder Ejecutivo.

 

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD EN VOZ DE LA DIPUTADA CLAUDIA REYES MONTIEL SOBRE LA GLOSA DEL SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO DEL PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR EN MATERIA DE POLÍTICA INTERIOR.

 

 

Con su venía Diputada Presidenta; compañeros y compañeras legisladores:

 

Sin duda, el presente gobierno es uno que pasará a los anales de la historia y será recordado por todas y todos durante mucho tiempo. No lo será, no obstante, por las cuentas alegres que todos los días da el titular del Poder Ejecutivo.

 

El amplio respaldo que recibió en las urnas el primero de julio de 2018 se está resquebrajando por el desmantelamiento de las instituciones; la grave crisis económica; la descalificación, estigmatización y señalamientos continuos en contra de la pluralidad política y de opiniones, y el empecinamiento en la construcción de megaobras que dañan el medio ambiente.

 

El pasado primero de septiembre fuimos testigos de cómo la propia realidad desmanteló el discurso que emana de Palacio Nacional.

 

Mientras el Presidente afirmaba por enésima vez que se acabaron las masacres, las desapariciones y la tortura, organizaciones internacionales y medios de comunicación informaban que durante su gobierno han desaparecido 11 mil 653 personas. Hasta el mes de julio ocurrieron 629 masacres.

 

Por su parte la Fiscalía General de la República señaló que en 2019 intervino en mil 903 presuntos casos de tortura, mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos recibió 84 quejas por el mismo asunto entre enero y septiembre del mismo año.

 

Si esto no bastara, fuimos testigos del lamentable episodio en que el gobierno claudicó cobardemente frente a las amenazas de un jefe de la mafia -Ovidio Guzmán-, quien abiertamente lo desafió y salió triunfante -qué bueno que avanzamos en el combate a la delincuencia-, todo ello en medio del baño de sangre que constituyen los más de 57 mil homicidios perpetrados en lo que va de su gobierno.

 

El Presidente ha dicho que la Guardia Nacional se encuentra ya presente en todos los rincones del país, que es un cuerpo de paz y proximidad. Sin embargo, este cuerpo militar, porque eso es, ha tenido ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos diversas quejas sobre presuntos abusos militares.

 

Basta mencionar las agresiones a campesinos en Chihuahua ocurridas en julio pasado.

 

Nos dicen también que la estrategia de seguridad de este gobierno es tan diferente a las anteriores y que, ahora, el Ejército y la Marina ya no sólo desempeñan funciones de seguridad pública, sino que ahora son contratistas de aeropuertos, construyen bancos, entregan pensiones, vigilan aduanas y realizan otras tantas funciones que el Presidente les ha encomendado. Una de ellas, la persecución de migrantes centroamericanos.

 

El presidente López Obrador claudicó y le construyó a Trump el muro que tanto pregonó en su campaña electoral; fue a visitarlo a su casa, en pleno proceso electoral, empeñando con ello, el respaldo de nuestro país.

 

No obstante tal muestra de tal complacencia, al día siguiente Trump nos volvió a llamar violadores y criminales, y no se dijo nada.

 

Esta política de renuncias a nuestra dignidad únicamente ha derivado en la persecución de quienes, buscando una vida mejor, abandonan cultura, casa y familia, y arriesgan su integridad atravesando nuestro país y, ahora, acaban ilegalmente detenidos en las estaciones migratorias sin ninguna garantía de seguridad sanitaria.

 

López Obrador habló de un programa preferente de apoyo a los pueblos originarios, pero olvidó señalar que, según datos de su propio gobierno, la construcción de la Refinería de Dos Bocas ha arrasado 12 mil hectáreas de manglares, y el Tren Maya dañará 10 Áreas Naturales Protegidas y violará derechos territoriales.

 

En la atención de la pandemia mucho insistimos en la necesidad de que las medidas tomadas se hicieran con perspectiva de género, pero el presidente nunca hizo caso de nuestras peticiones, lo que dio como resultado que durante este periodo aumentaran los casos de violencia contra niñas, niños y mujeres.

 

En esta situación en la que hoy nos encontramos, lamentablemente no vislumbramos alguna modificación de las políticas gubernamentales. La 4T nos está condenando a la pobreza, a la violencia, dejándonos sin esperanza de un futuro promisorio.

 

Es cuanto, presidenta.

 

---oo0oo---

 

 

 

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"