• Martes, 15 Septiembre 2020 a las 13:19:00

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD, EN VOZ DE LA DIPUTADA MÓNICA BAUTISTA RODRÍGUEZ, EN LA GLOSA DEL SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO DEL PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR EN MATERIA DE POLÍTICA SOCIAL.

El segundo informe del Gobierno Federal representa una tercera parte del total del sexenio, por lo que ya podemos hablar de resultados concretos en la actual administración.

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD, EN VOZ DE LA DIPUTADA MÓNICA BAUTISTA RODRÍGUEZ, EN LA GLOSA DEL SEGUNDO INFORME DE GOBIERNO DEL PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR EN MATERIA DE POLÍTICA SOCIAL.

 

 

Con su venia, diputada presidenta. Honorable Asamblea:

 

El segundo informe del Gobierno Federal representa una tercera parte del total del sexenio, por lo que ya podemos hablar de resultados concretos en la actual administración.

 

En primerísimo lugar, hay que reconocer que la coalición de MORENA, PES y PT ofrecieron en las pasadas elecciones presidenciales “hacer historia” y, efectivamente, lo han logrado.

 

Nunca dijeron qué tipo de historia harían, ni siquiera tampoco si la “transformación” sería buena o mala. Hoy podemos testificar con toda claridad y certeza que son el peor gobierno en la historia de México, desde el gobierno de otro presidente López: López de Santa Anna.

 

En materia de salud, se tenía que informar mucho, y desafortunadamente en el documento de más de mil 200 páginas entregado el pasado primero de septiembre, sólo se plasma lo que le conviene al Gobierno Federal.

 

En términos generales, en éste y de la misma forma que los anteriores informes presidenciales, hay tan poca autocrítica, que en los momentos en que vivimos lastima, son un insulto a la inteligencia tanto de nosotros los legisladores federales, como del Pueblo de México, de las miles de víctimas, sus familias, los médicos y enfermeras que luchan todos los días arduamente por salvar vidas, sin equipamiento adecuado, sin las instalaciones necesarias y con un mandatario que no es capaz de ponerse una simple mascarilla en la boca, tanto para proteger su salud, hasta como para dar el ejemplo para tanta gente que lo sigue, como para los que no y que por igual manera su salud está en riesgo.

         

Cuando las noticias del nuevo coronavirus aparecido en Asia perecían aún lejanas, en México lo que veíamos por la televisión eran niños con cáncer sin recibir sus medicinas, personas afuera de los hospitales con deudas de 100 mil o 500 mil pesos; un caos con las citas y operaciones programadas.

 

Así, como reflejo de todo lo que engloba esta administración, nació el INSABI, que ahora se dedica a comprar y vender cachitos de lotería, además de abandonar a su suerte la salud de sus pacientes. 

 

El Presidente López Obrador prometió que los servicios se regularizarían para el primero de diciembre de este año. A falta de 3 meses para que se cumpla la fecha autoimpuesta por el titular del Ejecutivo Federal, los servicios han empeorado. El peor gobierno para el peor momento.

 

Pero no solo es la salud la que se ha venido viendo afectada por la pandemia del COVID-19: otro sector que ha sufrido bastante ha sido el educativo.

 

Reconocemos la acertada decisión tomada el pasado mes de abril por parte del Secretario de Educación Pública federal y sus homólogos estatales de terminar las clases presenciales y optar por una opción a distancia. Fue una decisión acertada y prudente.

 

Sin embargo, no existen acciones concretas para abatir el rezago y la inequidad educativa. Se necesitan ejecutar acciones para sacar adelante al Sistema Educativo Mexicano ante la situación que atraviesa.

 

De entre las propuestas que se podrían abordar están aumentar el presupuesto para remediar las desventajas de quienes no pueden seguir con sus estudios y cuya carencia no se limita solamente a la obtención de una beca; se debe concentrar la capacidad pedagógica para hacerle frente a la “nueva normalidad”.

 

Los maestros, al igual que los médicos, se sienten solos y abandonados; su contribución en estos momentos es fundamental. Necesitamos un diseño institucional para que, sin fobias ni dogmas, se establezca una educación digna y de calidad, que tenga la capacidad y la habilidad de elaborar datos y corregir errores, y no hacerlo solamente basados en suposiciones, encuestas o blogs de internet.

 

En mi grupo parlamentario consideramos que tanto en este tema como en muchos otros aún estamos a tiempo de corregir el rumbo y proteger y salvaguardar a la ciudadanía.

 

Esta pandemia ha sacado a relucir la terrible realidad de la sociedad mexicana: los dos Méxicos.

 

Por una parte, tenemos los niños que cuentan con todas las herramientas tecnológicas necesarias para seguir sus clases de manera virtual, al contar con televisión, computadora, teléfono celular e incluso, un adulto en casa.

 

Por otro lado, el México que vive en la marginación, en la pobreza, en el abandono y en la discriminación sistemática, que sufre ante todas las carencias posibles para que sus niños continúen con sus estudios frente a la imposibilidad de hacerlo de forma presencial en su escuela.

 

Así como sufre nuestro sistema educativo, vemos en este Gobierno tanto antes como después de la pandemia un desprecio absoluto tanto a la actividad como a la comunidad científica.

 

Como nunca, se les ha retirado los apoyos a científicos mexicanos y se les ha acusado burda y absurdamente de ser los causantes de muchos males que tiene nuestra sociedad, y que ellos son tanto víctimas como la solución. Acusarlos de enriquecerse a costa del erario, tacharlos de frívolos, mercaderes del saber y un sinnúmero de tonterías, es desconocer y despreciar su función y su contribución.

 

Mis compañeros del Grupo Parlamentario y yo hemos sido a lo largo de la legislatura críticos frente a lo que consideramos son errores garrafales en la administración federal, pero también pueden contar con nosotros para construir.

 

Somos demócratas por encima de todo. Reconocemos la diferencia de opinión como la mejor y única vía para construir consensos que sirvan al país.

 

Es cuanto, diputada presidenta.

 

 

 

---oo0oo---

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"