• Jueves, 4 Abril 2019 a las 18:48:00

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ CON RELACIÓN AL CONFLICTO MIGRATORIO DE MÉXICO CON ESTADOS UNIDOS.

De nueva cuenta la realidad se impone. El anuncio de una política que el presidente López Obrador instaló al llamar a los migrantes a que “México los recibiría con los brazos abiertos”

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ CON RELACIÓN AL CONFLICTO MIGRATORIO DE MÉXICO CON ESTADOS UNIDOS.

 

De nueva cuenta la realidad se impone. El anuncio de una política que el presidente López Obrador instaló al llamar a los migrantes a que “México los recibiría con los brazos abiertos”, de que “habría oportunidades de empleo, de atención a sus hijos y familias”, de que “México era hermano de los países de Centroamérica”; ese chiflido prácticamente del presidente de que “vengan a México, no los vamos a perseguir”, se ha convertido –sin duda- ahora en un problema político que está adquiriendo dimensiones de riesgo y a los que hay que dar una respuesta y una salida.

 

En Centroamérica -particularmente en la zona fronteriza con El Salvador y Guatemala- hay una situación de crisis económica, de seguridad, de alternativas para sus habitantes y, cuando escuchan, cuando el rumor va más allá de una nota periodística en donde se hace la invitación a que “en México los vamos a recibir con los brazos abiertos”, genera –sin duda- que, masivamente, haya un paso de migrantes de estos países hacia México.

 

Es necesario decir que estos migrantes no necesariamente buscan quedarse en el país. Ellos saben que tienen que trazar una ruta hacia la frontera norteamericana y qué mejor si en México se les da una visa, se les permite el tránsito sin dificultades porque finalmente esto facilita su ida a los Estados Unidos.

 

En los últimos meses, se ha acrecentado el problema en la frontera norteamericana. En enero hubo alrededor de 40 y tantas mil detenciones y un porcentaje de 12 o 13 mil eran mexicanos. En febrero volvió a subir el número de detenciones que hace la policía fronteriza norteamericana, a 60 y tantos mil y volvió a crecer el número de mexicanos.

 

Por eso, la famosa cena en la casa de un directivo de Televisa (Bernardo Gómez, presidente ejecutivo). El mensaje de Trump traído por el yerno (Jared) Kushner (asesor principal) era: “Señores, estamos identificando esto y urge que México tome medidas firmes para frenar esta ola de migración o, en su defecto, el presidente tendrá que tomar medidas”.

 

La reunión tuvo que haber sido planeada de manera discreta porque esto no se puede decir en los términos como algunos reclamaban que se diera. El tema era de discreción, de un tratamiento especial.

 

Desgraciadamente, el área encargada del tema migratorio, la Secretaría de Gobernación y la subsecretaría encargada de esto, ha sido omisa, incapaz; tienen un comportamiento solo reactivo y el problema se ha agrandado.

 

Creo que ahora el Secretario de Relaciones Exteriores, que ha sido el encomendado para atender la emergencia del tema migratorio debe hacer un planteamiento que resuelva lo del corto plazo, lo inmediato; pero debe tener también una respuesta de mediano y largo plazos que resuelva de una u otra manera, el reclamo de los norteamericanos; también a los alcaldes de las dos fronteras, lo que significa la presencia de decenas de miles de centroamericanos actualmente y que puede crecer.

 

Creo que es un tema que no se resuelve con el chiflido del presidente de: “vengan que aquí los vamos a recibir”. Debe de rectificarse ese error y tomar medidas que, de fondo, atiendan esta situación de emergencia.

 

 

 

 

oooOooo


 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"