• Jueves, 21 Noviembre 2019 a las 14:08:00

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ CON RELACIÓN AL DEBATE Y EVENTUAL APROBACIÓN DEL PEF 2020 ESTE JUEVES, Y LA AUSENCIA EQUIVOCADA DE ACCIÓN NACIONAL.

Hemos conocido de manera ya oficial, la decisión del Partido Acción Nacional de no asistir a la sesión donde discutiremos el presupuesto para el próximo año.

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ CON RELACIÓN AL DEBATE Y EVENTUAL APROBACIÓN DEL PEF 2020 ESTE JUEVES, Y LA AUSENCIA EQUIVOCADA DE ACCIÓN NACIONAL.

 

Hemos conocido de manera ya oficial, la decisión del Partido Acción Nacional de no asistir a la sesión donde discutiremos el presupuesto para el próximo año.

 

Las razones que se esgrimen, algunas de carácter normativo que tiene que ver con que el dictamen que se presentará no tuvo el tiempo suficiente para ser analizado, ser revisado, que –finalmente- ese es el papel de las comisiones y del pleno, entrar a discutir un tema con conocimiento y eso solo se obtiene con el estudio, con la lectura, con la reflexión.

 

También se ha dicho por el PAN, que “no son juguete” y no asistirán a una sesión a aprobar un presupuesto “en lo oscurito”.

 

En el PRD respetamos la decisión del PAN, reconocemos por siempre su convicción democrática; pero creo que en esta ocasión se han equivocado y no dudaría en pensar que la equivocación tiene destino.

 

¿A qué me refiero? A que el día de hoy posiblemente en la Cámara de Diputados o en una sede alterna, en un ambiente de mucha rispidez y conflictividad social y política, discutiremos el futuro económico inmediato del país. No vamos a aprobar un simple documento, no vamos a hacer un reparto de algunos miles de millones.

 

El presupuesto, de alguna manera, es la estrategia con la que el gobierno pretende enfrentar el próximo año, y el próximo año está salpicado de malos augurios, de malas señales.

 

La desaceleración global es un hecho, las grandes economías industriales están en franco retroceso, en caída y -en algunos casos como en Alemania- en franca recesión.

 

La lucha comercial entre los titanes, los gigantes del comercio global augura dificultades para la economía de países emergentes como el nuestro y, por lo tanto, es predecible… ¡y el gobierno lo sabe, y los académicos, y los políticos los sabemos! El año que viene va a ser un año muy complicado y, por lo tanto, estamos frente a discusión de aprobar o no una estrategia del gobierno para enfrentar las dificultades del próximo año.

 

Nosotros hemos recomendado que se requiere un presupuesto contracíclico; un presupuesto que, sabiendo de las condiciones difíciles que se vienen, pueda el Estado, el gobierno, tener capacidad de maniobra y poder reaccionar y responder frente a las consecuencias que va a haber el próximo año, porque de lo que estamos hablando es del bienestar de los mexicanos, es del empleo, es del salario, es del desarrollo económico del país, es –repito- del bienestar de las familias y, por lo tanto, no ir a una batalla donde está en juego esto, me parece que es un error del PAN.

 

¡Las grandes batallas no se escogen, las grandes batallas no se seleccionan! ¡Las batallas históricas como la del presupuesto el día de hoy no deja margen para que una fuerza opositora decida con contemplación si va o no va al debate, a la discusión!

 

Creo que el PAN comete un error, porque prefiere dejar en el silencio sus argumentos, prefiere darles la palabra a MORENA y al Presidente López Obrador, prefiere darle el espacio a ellos y retirarse vergonzosamente de la discusión y del debate.

 

¡En el PRD no le tememos a la batalla aun sabiendo que es una batalla complicada, que es una batalla que posiblemente vayamos a perder; pero el honor, la dignidad, la responsabilidad política no los vamos a poner en juego y vamos a ir al debate! ¡Tenemos nuestras razones, nuestros juicios, nuestros argumentos para exhibir que el Presidente se ha equivocado, que MORENA no tiene un comportamiento serio y responsable con el país, y que solo obedece una orden de Palacio Nacional!

 

El presupuesto es un presupuesto que no ayuda al crecimiento, que no ayuda al desarrollo, es un presupuesto dedicado a la clientela electoral, a los caprichos del Presidente López Obrador y a los programas estratégicos que él ha definido.

 

Por primera ocasión, dice el Presidente, “se destinará el mayor gasto social” y –efectivamente- la cantidad no es menor: Más de 550 mil millones de pesos se dedicaran a los programas clientelares de entrega de dinero directo a los habitantes, dinero que alentará las variables del consumo; pero que no tendrá un impacto serio como gasto productivo en el desarrollo económico.

 

Es falso que sea “el gasto social más importante de la historia”, porque habría que recordar que (Enrique) Peña Nieto en el 2015, le aprobó la Cámara de Diputados un presupuesto de 615 mil millones de pesos, superior al que tiene López Obrador y ¿en qué impulsó el desarrollo económico, en qué remedió lo temas de pobreza, de desigualdad? ¡En nada!

 

Cada año los mexicanos que trabajan en Estado Unidos envían remesas (este año por casi 35 mil millones de dólares). Estamos hablando de 700 mil millones de pesos que llegarán este año, y se distribuyen directamente a miles de familias en todas las regiones del país.

 

Sin duda, sin esas remesas de los mexicanos que trabajan allá, estas familias verían mucho más comprometida su situación, el país vería mucho más comprometida su condición en la lucha por el bienestar, por la alimentación, por la educación, ¿pero ese dinero ha resuelto el problema de la desigualdad, ha resuelto el problema de la pobreza? ¡No!

 

¡No se resolverá el problema de la pobreza repartiendo dinero! ¡Se resuelve con gasto productivo, se resuelve con infraestructura, se resuelve con el desarrollo de zonas económicas que generen riqueza, porque solo así se genera empleo y se generan salarios!

 

El PAN se ha equivocado, el PRD va a la batalla con decisión, con valentía y con dignidad.

 

oooOooo

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"