• Lunes, 18 Mayo 2020 a las 16:02:00

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, INTEGRANTE DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA Y SECRETARIO DE LA COMISIÓN DE HACIENDA, TRAS LA REUNIÓN SOSTENIDA CON EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN MEXICANA DE AFORES

El día de hoy, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados tuvo un encuentro con Bernardo González, titular de la organización que agrupa a las Afores, que son los organismos que administran los recursos y ahorros de los trabajadores para su retiro.

 

HACEMOS LLEGAR AVANCE CON EL POSICIONAMIENTO DEL GPPRD RESPECTO A LA SITUACIÓN CRÍTICA QUE PRIVA ENTRE LOS TRABAJADORES Y SUS CUENTAS DE AFORES. ESTO, TRAS LA REUNIÓN SOSTENIDA POR LA COMISIÓN DE HACIENDA CON EL PRESIDENTE DE LA AMAFORE, BERNARDO GONZÁLEZ ROSAS. 

 

Quedó confirmado que el "Nuevo Modelo de Ahorro Individual" se ha agotado y que en tres años, más de 80 mil personas alcanzarán las 1 mil 250 semanas de cotización y, de ellos, más de 50 mil no alcanzarán con sus ahorros, ni siquiera la pensión mínima y, por lo tanto, habrá que intervenir con recursos fiscales el gobierno y cumplir la pensión mínima de un salario que, en cualquiera de los dos casos, serán pensiones muy reducidas que significarán decenas de miles de ancianos que entregaron su vida al trabajo y cuya vejez la pasarán en la necesidad, el hambre y la angustia.

 

Los fondos de los ahorradores (que están cerca de los tres billones de pesos), son una tentación extraordinaria para las necesidades y los requerimientos financieros del gobierno, por eso no es gratuito que, en los últimos meses, diputados de Morena, del PT, del Verde, hayan puesto los ojos en las reservas del Banco de México; en los Fondos de Estabilización; en los Fondos Catastróficos en Salud; hayan puesto también los ojos en los fondos de Ahorro para el Retiro y en la medida que la crisis se profundice –como todo indica- estos recursos de los trabajadores van a ser una tentación absoluta.

 

 

 

            Ciudad de México a 18 de mayo, 2020

 

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, INTEGRANTE DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA Y SECRETARIO DE LA COMISIÓN DE HACIENDA, TRAS LA REUNIÓN SOSTENIDA CON EL PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN MEXICANA DE AFORES; BERNARDO GONZÁLEZ ROJAS.

 

El día de hoy, la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados tuvo un encuentro con Bernardo González, titular de la organización que agrupa a las Afores, que son los organismos que administran los recursos y ahorros de los trabajadores para su retiro.

 

Quedó confirmado que el "Nuevo Modelo de Ahorro Individual" se ha agotado y que en tres años, más de 80 mil personas alcanzarán las 1 mil 250 semanas de cotización y, de ellos, más de 50 mil no alcanzarán con sus ahorros, ni siquiera la pensión mínima y, por lo tanto, habrá que intervenir con recursos fiscales el gobierno y cumplir la pensión mínima de un salario que, en cualquiera de los dos casos, serán pensiones muy reducidas que significarán decenas de miles de ancianos que entregaron su vida al trabajo y cuya vejez la pasarán en la necesidad, el hambre y la angustia.

 

Evitar la crisis de las pensiones requiere la solidaridad de los actores económicos, no es justo ni correcto pensar en una salida que solo signifique sacrificios para los trabajadores.

 

En todo el mundo, el mejoramiento del modelo pensionario ha derivado en crisis social y política. Y en México, aunque el problema grave será para la próxima administración, es responsabilidad de la actual sentar las bases de la transición y de la construcción de un modelo alternativo.

 

Está claro que se requiere –por el tema demográfico- aumentar la edad del retiro y la cuota y las aportaciones voluntarias de los trabajadores; pero junto a ellos, es indispensable que el gobierno y los patrones hagan aportaciones que fortalezcan esta dinámica de ahorro y contribuyan, como es su obligación, a garantizar que la vejez de los trabajadores se lleve en un marco básico de dignidad.

 

Creo que las Afores deben ajustar sus comisiones, y un elemento básico sería que estuvieran reguladas por los beneficios y los rendimientos. Es decir, que no fuera solo el mercado y la competencia, sino que la eficiencia se convirtiera en un valor determinante para establecer comisiones justas y que significaran también un aporte de los administradores y los bancos privados al fondo de las pensiones.

 

Y finalmente Hacienda que -al final, cuando se hace la cuenta al potencial jubilado- cobra de impuestos, cerca del 20 por ciento del ahorro y esto nos parece que es un abuso y un exceso que también habría que revisar.

 

Es decir: Sí, hay que tomar medidas si no queremos una crisis de pensiones grave; pero es necesario un marco solidario de todos los actores y que no recaiga solo en los trabajadores el sacrificio.

 

Esto debiera ir acompañado de un acto de alerta y de previsión.

 

El Presidente viene caminando junto con el respaldo de su mayoría legislativa, en una línea riesgosa de interpretación de la norma y de la ley.

 

En muchos casos, se han confirmado con decretos y con actos de autoridad autoritarios, actos ilegales. Usa la mayoría o sus facultades metaconstitucionales para legalizar retroactividades y decretos por encima de la ley.

 

Los fondos de los ahorradores (que están cerca de los tres billones de pesos), son una tentación extraordinaria para las necesidades y los requerimientos financieros del gobierno, por eso no es gratuito que, en los últimos meses, diputados de Morena, del PT, del Verde, hayan puesto los ojos en las reservas del Banco de México; en los Fondos de Estabilización; en los Fondos Catastróficos en Salud; hayan puesto también los ojos en los fondos de Ahorro para el Retiro y en la medida que la crisis se profundice –como todo indica- estos recursos de los trabajadores van a ser una tentación absoluta.

 

Hace apenas unas semanas, un diputado de Morena propuso una iniciativa para trasladar todos los fondos de ahorro, desaparecer las administradoras públicas y privadas; terminar con el mercado que administra los ahorros y concentrar todos en el Banco del Bienestar.

 

Creo que nosotros los diputados, deberíamos haber aprendido ya la lección. Hay que tomar medidas de prevención, modificar la ley y blindar y resguardar los recursos de los trabajadores porque el gobierno, en la medida que requiera recursos (como los va a necesitar) va a expropiar ilegalmente esos recursos y trasladar el problema a las próximas administraciones.

 

El día de hoy, en el encuentro con las Afores privadas, quedó claro que ese riesgo está latente.

 

En este encuentro, quedó esclarecido un tema muy actual: Más de un millón de trabajadores que están sufriendo las consecuencias derivadas de la pandemia sanitaria –es decir, que han perdido sus empleos o han perdido sus salarios en la emergencia- han utilizado el recurso que plantea la ley de retirar parte de sus ahorros para sobrevivir.

 

Sin embargo, la ley da un margen de 46 días para que se haga el estudio y la evaluación y se pueda resolver la solicitud.

 

Nos parece que es un exceso los 46 días y habría que hacer mucho más expedita y rápida la respuesta; pero esto debiera también llamarnos a evitar una crisis en el sistema de pagos porque si en este momento más de un millón de trabajadores solicitó una parte de sus ahorros, creo que si esto se generaliza y alcanza a convertirse en un reclamo y una demanda de decenas de millones de trabajadores que, ante las necesidades familiares y los impactos de la crisis que cada vez será más grave, pudieran meter en serios problemas al sistema de pagos y a las Afores porque el dinero no está en caja.

 

Los ahorros de los trabajadores no están guardados y a disposición. Casi todos los ahorros de los trabajadores se han convertido en fondos de Inversión y estos están, por lo tanto, convertidos en inversiones accionarias, en inversiones de papeles del gobierno.

 

Hay un límite y hay que tomar medidas para evitar una crisis en este urgente programa de apoyo coyuntural que están reclamando los trabajadores.

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"