• Lunes, 9 Septiembre 2019 a las 20:57:00

CONFERENCIA DE PRENSA DE LA COORDINADORA DEL GPPRD, VERÓNICA JUÁREZ PIÑA; EL DIPUTADO DEL PRD Y SECRETARIO DE LAS COMISIONES DE PRESUPUESTO Y HACIENDA, Y DEL DIRIGENTE NACIONAL DEL PRD, ÁNGEL ÁVILA ROMERO, SOBRE LA PROPUESTA DE PAQUETE ECONÓMICO

Decirles que el día de hoy a nombre del GPPRD en la Cámara de Diputados y a nombre también de la Dirección General

CONFERENCIA DE PRENSA DE LA COORDINADORA DEL GPPRD, VERÓNICA JUÁREZ PIÑA; EL DIPUTADO DEL PRD Y SECRETARIO DE LAS COMISIONES DE PRESUPUESTO Y HACIENDA, Y DEL DIRIGENTE NACIONAL DEL PRD, ÁNGEL ÁVILA ROMERO, SOBRE LA PROPUESTA DE PAQUETE ECONÓMICO DEL EJECUTIVO FEDERAL PARA 2020.

 

 

 

VERÓNICA JUÁREZ PIÑA (VJP): Ustedes, a todas y todos, como siempre, agradecemos y valoramos en toda la extensión de la palabra la presencia de cada uno y cada una.

 

Decirles que el día de hoy a nombre del GPPRD en la Cámara de Diputados y a nombre también de la Dirección General, fijaremos un posicionamiento en relación al paquete económico que hemos recibido aquí en la Cámara el día de ayer y en principio pues exteriorizar algunas de las preocupaciones que tenemos después de conocer particularmente la propuesta de presupuesto que se nos da a esta Cámara.

 

Inicio diciéndoles que esperamos que la mayoría en esta Cámara de Diputados esté muy presta a poder discutir este presupuesto, a poder discutir todo el paquete económico y que no repita las acciones que en otros gobiernos se acostumbran a hacer de que no se movía ni una coma de lo que se nos presentaba. Esperamos que no sigan siendo eso, contra lo que lucharon, pero que ahora se parecen en mucho.

 

Y decirles que después de la disminución que vimos en la producción petrolera, del 18.2, del estancamiento económico que se tiene, en donde no tenemos crecimiento como tal, si -todos ustedes saben- donde hay un retroceso en lo que tiene que ver con el impuesto al valor agregado del 1.7% y de una vez que nos han comentado, que lo que se distribuye es el 40% de los dineros esperemos, que este 40% se haga la mejor distribución.

 

Y miren ustedes: se recabaron en el presupuesto del 2019 se decía que se requerían recabar 5.8 billones para poder alcanzar los objetivos y todo mundo sabemos a estas alturas que no se alcanzó a realizar esta recaudación y que ahora a lo que se aspira es a tener una recaudación del 6.1 billones de pesos, lo que nos parece poco creíble porque si en el 2019 no se pudo recaudar 5.8 billones, no alcanza en verdad, desde nuestra opinión, el poder tener 6.1 billones.

 

Solamente con lo que se dice que se puede hacer con el asunto de las facturas, con el asunto de la prohibición de condonaciones, con estos nuevos impuestos que también hay que decirlo, dicen que no habrá  impuestos, claro que va  a haber con lo que tiene que ver con las empresas de servicio digital, con lo que tiene que ver con los ahorros bancarios, lo que tiene que ver con los arrendamientos, con las plataformas de transporte y lo que tiene que ver con la industria del refresco, tabaco y alcohol.

 

Ante estas circunstancias, nosotros desde el PRD seguiremos insistiendo en que se requiere un presupuesto público para el desarrollo pero que en principio, lo que necesitamos es crecer, y es lo que menos se ve en este presupuesto, y que lo que nosotros requerimos es que si es importante, el asunto de invertirle al más grande problema que tenemos, que es la seguridad pública y que ellos han priorizado el asunto que tiene que ver con PEMEX y lo que tiene que ver con sus proyectos de ellos, prioritarios, pero nosotros desde el PRD decimos que lo que debe de ser prioritario es que existan los recursos necesarios para garantizar la reforma que hicimos en educación, que deben existir los recursos necesarios para que en el sector salud no vuelva a existir ningún desabasto, ni que haya falta de dineros para pagarle al personal.

 

Lo que debe de existir, son recursos para la ciencia, la tecnología, el campo, el deporte, la cultura y que lo que vemos en un principio, pues no está reflejado en este presupuesto

 

Yo voy a dejar en el uso de la palabra para hacer distintos comentarios a nuestro compañero Ángel Ávila de la Dirección Nacional y en seguida le daré el uso de la palabra a nuestro compañero Antonio Ortega, quien en esta decisión estará jugando un papel preponderante en virtud que es nuestro representante tanto secretario en la Comisión de Hacienda e integrante de la Comisión de Presupuesto.

 

ÁNGEL ÁVILA ROMERO (ARR): Muchas gracias Coordinadora. Decir muy claramente que, a nombre del Partido de la Revolución Democrática, este presupuesto que fue presentado el día de ayer es un presupuesto absolutamente fracasado.

 

Es un presupuesto que no atiende las causas más importantes del desarrollo económico. Es un presupuesto que es continuista del presupuesto que se aprobó y que se impuso con las mayorías artificiales que impuso el partido oficialista Morena y que hoy tiene a México en el estancamiento económico.

 

Este año vamos a crecer 0% y eso tiene que ver con el presupuesto que se aprobó en esta Cámara hace casi un año. Nosotros les dijimos en ese momento “construyamos un presupuesto en el que estemos de acuerdo todas las fuerzas políticas, construyamos un presupuesto donde no hayan mayoriteos, construyamos un presupuesto en donde lleguen los recursos a los gobernadores, por supuesto al gobierno federal, a los presidentes municipales a los niveles de gobierno y a los órganos autónomos”.

 

Ellos y su mayoría oficialista -el partido Morena- impuso el presupuesto que hoy estamos viendo. Hoy falta medicamentos y faltan médicos en los hospitales, hoy no hay apoyo al CONACYT, hay cada vez más estudiantes mexicanos menos en el extranjero, hoy no hay apoyo a los deportistas, hoy no hay seguridad, hoy faltan muchísimas cosas, hoy no hay empleos, se ha perdido casi la mitad del empleo en estos últimos meses.

 

Lo que nosotros decimos es que este presupuesto tiene los mismos errores que el presupuesto pasado; por ejemplo, el rubro que fue más golpeado en el presupuesto que se presentó ayer, el tema del campo: hay una reducción de casi 35% de recursos de apoyo al campo, más de 20 mil millones de pesos que no se van a destinar al campo.

 

Vamos a ver -y vaticino- el mayor número de marchas de campesinos de todo el país, exigiendo recursos para que el campo no esté abandonado.

 

Hoy no hay recursos para el turismo. Al turismo lo habíamos convertido en una de las industrias que más dólares generaba para este país, una industria que no contaminaba y que generaba muchos empleos. Hoy, con la cancelación del Consejo Mexicano de Promoción Turística y con la mitad de los recursos del turismo yéndose al Tren Maya -que además no conocemos, ni siquiera los estudios de impacto ambiental, no conocemos la opinión de varios de los pueblos más importantes indígenas por donde va pasar-, hoy lo que decimos es que no va haber apoyo al turismo y va haber menos empleo y, lo más importante, este presupuesto no va generar condiciones de confianza a los inversionistas.

 

Este presupuesto deja de invertir en infraestructura, que es uno de los rubros más importantes para que haya desarrollo, para que haya inversión. Este presupuesto para lo único que va alcanzar es para los programas sociales electorales del Presidente de la República, a los cuales el PRD ya presentó ante el Instituto Nacional Electoral una denuncia por la utilización de estos programas sociales con fines electorales, y el Instituto Nacional Electoral nos dio la razón y ha dictado medidas cautelares para que no se haga promoción personalizada a través de estos programas.

 

Hoy, vemos cómo se les sigue dando dinero al programa “Jóvenes Construyendo el Futuro”, cuando lo que vemos es que es un programa opaco que no tiene padrones confiables, que ni siquiera están expuestos a la opinión pública y que no sabemos adónde se está fugando esos miles de millones de pesos. No lo digo yo, lo dicen varios estudios de las organizaciones de la sociedad civil; uno de los programas más opacos y este año le quieren dar 25 mil millones de pesos.

 

Entonces, para ser muy claros y contundentes: si queremos que en México haya empleo, haya inversión, que haya crecimiento económico, necesitamos cambiar radicalmente este presupuesto y que en lugar de irse a las obras faraónicas del tren maya o de la refinería o de las ampliaciones a Santa Lucía, se vaya este presupuesto a ciencia y tecnología, que se vaya a educación, que vaya al turismo, que vaya al campo, que genere empleos y sobre todo que genere confianza, para que haya crecimiento económico y entonces ahora si el Presidente tenga que repartir porque no escatimamos que al presidente le guste distribuir bien el ingreso, pero si no hay crecimiento económico, pues no sé qué va repartir si hoy estamos creciendo al 0%.

 

La propuesta y posición del PRD va ser esa: este presupuesto tiene que redirigirse radicalmente y ojalá, como dice la Coordinadora Verónica Juárez Piña, ojalá este año si haya oídos abiertos.

 

Hacemos este llamado al partido oficialista, al partido del régimen de que en verdad quiera construir un presupuesto de consensos y no volver a imponer su mayoría para volver a tener los pésimos resultados que estamos teniendo con el presupuesto de este año.

 

Gracias.

 

ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ (AOM): Como ya lo acaba de afirmar de manera categórica Ángel Ávila, miembro de la Dirección Nacional, habría que recordar tres cosas.

 

Primero: Los que conducen el gobierno fallaron en sus estimaciones para 2019. En los criterios económicos de cada año se dibuja un poco la visión que tiene el gobierno, y se establece con claridad y una posible estrategia para garantizar el crecimiento económico del país.

 

Ustedes recuerdan, el candidato aun López Obrador, hablaba de un crecimiento de 4 por ciento, en los pre criterios de diciembre anuncio que este año sería de 2 por ciento, en marzo fijo un porcentaje de 1.6, en junio de 1.1 y finalmente, dijo que cerraríamos el año con 0.9

 

La realidad es que va a crecer la economía del país, al final del año, entre .5 y .3 por ciento. Cifras y datos anunciado por el Banco de México, por el INEGI, por las calificadoras, por la OCDE.

 

Prácticamente por todas las instituciones que miden el crecimiento económico de México definieron que estaremos entre el .3 y el .5

 

El IVA bajó 2.2 como fuente de recaudación en el presupuesto; ISR se quedó en 1.3; la plataforma petrolera tuvo una ligera contención, explicada por la aportación que empiezan a hacer los asociados privados en las rondas que se concursaron desde hace dos años; pero la plataforma propuesta en los criterios del 2019, no se logró alcanzar.

 

Potencialmente era posible darle continuidad a un crecimiento cercano al 2 por ciento, había una dinámica inercial que podía asegurar que México continuaría en un crecimiento, pequeño, pero finalmente, hoy deseado de manera, que será, deseado por todos, que si lo hubiéramos alcanzado sería un éxito, el 2 por ciento.

 

Hubo una curva  de aprendizaje demasiado larga; malos funcionarios en el Ejecutivo Federal; malas decisiones (el aeropuerto); la suspensión de las rondas petroleras y los contratos de la CFE con las gaseras, se terminaron prácticamente todas las asociaciones públicas – privadas para inversión, hubo recortes  presupuestales en infraestructura (privilegiando -como ya se ha dicho- programas clientelares); se dieron graves señales de falta de respeto al Estado de derecho y se generó lo que quizás sea el  problema político principal que tiene el país: la falta de confianza en la conducción del régimen.

 

No hay otras cifras, no hay otros datos: El crecimiento del PIB se cayó, los empleos disminuyeron; hay una baja en la venta de bienes de consumos duraderos; disminuyó la inversión pública y privada; hay subejercicios; se registró una disminución y retraso en compras gubernamentales y, finalmente, el panorama que hoy tenemos.

 

Y la pregunta es: Si vamos a establecer una estrategia similar el próximo año, frente a lo que se hizo en el 2019 ¿qué nos hace pensar que las cosas van a cambiar? Y nosotros por eso insistimos que es prácticamente imposible alcanzar un crecimiento de 1.5 o 2.5 (como están los criterios que presentó el secretario Herrera), sino hay rectificaciones. La palabra clave frente a la desconfianza que hay de la conducción política del Gobierno de López Obrador es la rectificación, y la rectificación, la señal que pudiera mandar: Confianza.

 

Es como ya lo hicieron en el caso de las empresas constructoras de los gasoductos, que finalmente el gobierno mexicano desistió de irse a tribunales internaciones en pleitos larguísimos y carísimos que íbamos a perder para finalmente renegociar con ellos la terminación de los gasoductos.

 

Insistimos nosotros en que hay que reinstalar la licitación de las rondas petroleras; revisar el plan de negocios de PEMEX, porque no hay claridad de qué se quiere hacer con PEMEX, a dónde se quiere ir. ¡Es el tercer rescate en los últimos cinco años que se le hace a PEMEX y parecería que hoy, con una cantidad extraordinaria, vuelve a no dejarse con claridad qué se pretende hacer con PEMEX!

 

La reinstalación de las zonas económicas, atender las necesidades de los estados y de los municipios.

 

Nos parece que, en tiempos de recesión, en tiempos de desaceleración económica, es una mala idea aumentar la recaudación vía impuestos con grados de chantaje, presión. Es un error, en un momento de depresión económica, intentar resarcir las finanzas públicas, cobrando más impuestos y cobrándolos con amenazas.

 

Lo que en el mensaje se dio es que al SAT se le están dando dientes, se le están dando presupuesto y facultades para desatar una campaña que permita generar recursos por la vía -repetimos nosotros- del terrorismo fiscal.

 

¿Saben ustedes que PRODECON -que es la instancia que le da legitimidad de alguna manera al esfuerzo recaudatorio del gobierno, es el órgano, es la procuraduría de defensa de los contribuyentes- ya tiene prácticamente más de un año sin titular? No hay ninguna política que explique que hay atención del titular del Ejecutivo frente a una institución como la PRODECON, que está desapareciendo prácticamente por inanición y que esto nos puede generar, “desatar al tigre” -con el SAT- sin freno, sin cortapisa que, insisto, recupere recursos que pierde por la incapacidad de generar el crecimiento de la economía y que lo quieren recuperar con esto.

 

Nosotros estamos, como todos, precisando los términos del presupuesto, pero -de entrada- nos parece que es un presupuesto que repite la visión del anterior, que repite la receta y que nos va a conducir a situación similar a la del año pasado, con una agravante más: La desaceleración global, el conflicto y la guerra comercial en el mundo va a generar mayores dificultades.

 

Nosotros pensamos que debería el gobierno, inclinarse por políticas contracíclicas, fundamentalmente concentradas en reducir impuestos, en aumentar la inversión productiva, y en generar confianza a partir de respetar la ley y el Estado de derecho en México.

 

R: Hola, buen día, diputada, diputado y Ángel. Preguntarles, por ejemplo, ayer llamaba la atención lo que decía el Secretario de Hacienda de que prácticamente se va a obligar a todos pagar vía electrónica y no ya en efectivo. ¿Esto está encaminado a cerrarle la puerta a los movimientos que hace el crimen organizado en la ruta del lavado de dinero o es realmente para atrapar a todo el mundo que tienen que pagar lo que les correspon?e. Ustedes, ¿cómo ven esto?

 

En materia de salud veíamos que no es la prioridad. De los tres objetivos que puso el Secretario, no aparece salud, no aparece tampoco educación, ¿ustedes cómo le van a hacer para que no se les disminuya, sobre todo a las universidades, que son así como el foco de López Obrador para disminuirle a la educación superior?

 

Y también preguntarles: ¿hasta qué margen, hasta qué punto tienen ustedes margen de maniobra para modificar un poco el presupuesto? Sabemos que la oposición pues tiene muy poquitos votos. ¿A través del diálogo? ¿Cómo le van a hacer para convencerlos de esas necesidades o recurrirán al poder de las movilizaciones campesinas, de trabajadores? ¿O cómo le van a hacer? Gracias.

 

VJP: Bueno, primero, estamos obligados a escuchar a todas y todos los que vienen a esta Cámara, a exigir lo que merecen y, en este sentido, nosotros vamos a encabezar las luchas de aquellos grupos que vengan aquí para poder discutir el presupuesto que está asignado según corresponda.

 

En el siguiente punto, es evidente que este presupuesto no tiene el menor interés en el tema que tiene que ver con la educación porque solamente un aumento del 1.8% del presupuesto en relación con el presupuesto del 2019.

 

Esto significa que no habrá los dineros suficientes para garantizar todas aquellas reformas que hicimos en la Constitución con la creación de los nuevos derechos que tuvimos; no habrá dinero para garantizar que todos los niños que tengan menos de cinco años puedan ejercer su derecho a la educación inicial, que es algo que estuvimos defendiendo y peleando.

 

Que nos parece que no van a alcanzar los recursos para que este derecho -ahora que también tienen todos los jóvenes- de asistir y de tener educación superior, se pueda hacer.

 

Y decimos educación superior con calidad y que no tenga que ver con las cien “universidades patito” que nadie sabe dónde están, que sí se les asignaron algunos recursos en el Presupuesto 2019 y que ahora, finalmente, no sabemos qué está ocurriendo ni con esos recursos ni con esas universidades.

 

En todo caso, lo que nosotros estamos planteando es de que se fortalezcan las actuales universidades, las que ya existen, y al final de cuenta tenemos universidades nacionales que pudieran extenderse por todo el territorio de nuestra República.

 

En salud: lo que le interesa a este gobierno, la salud, está reflejado en el 0.1% que aumenta este presupuesto. Si de por sí ya hemos estado viendo cuáles son las carencias, cuáles son las necesidades, cuáles son las exigencias, y me parece que a todos nos ha quedado claro que con lo que ahora se contó no atiende la problemática real que tenemos en este sector y que con el aumento del 0.1% pues, evidentemente, no dará respuesta a las exigencias que se requiere en este punto.

 

Y hablaré de la cultura, que también se le aumentó el 0.1%, por comentar algunos datos. Nos parece, finalmente, que vimos que hubo recortes, vimos que eso no funcionó, que el presupuesto que se asignó no ha dado los resultados necesarios, que sí se miden en crecimiento, que sí se miden si hay desarrollo o no, que sí se mide en datos que todo el mundo conocemos, pero lo que es cierto es que también se mide en la garantía de derechos, y ahorita las niñas, los niños y los jóvenes no se les está garantizando su derecho de estar en la escuela.

 

A todos aquellos que acuden a una institución de salud, tampoco se les están garantizando sus derechos.

 

Me parece, de manera particular entonces, que si ya estamos viendo que eso no ha dado respuesta, están repitiendo la misma dosis pero, al final de cuentas, lo que estamos viendo también, es que se ve reflejada en la vida de todas las personas.

 

En el otro punto, el diputado Ortega.

 

AOM: Ustedes deben de recordar que hace algunas semanas, el Secretario Herrera presentó un “Plan de rescate” para la promoción y crecimiento de la economía en el último semestre: 485 mil millones de pesos se invirtieron en este programa del que aún no se tiene el mínimo informe de cómo se operó, a dónde se instrumentó, dónde se están distribuyendo esos recursos, y cuáles son los resultados que empiezan a darse.

 

¿Recuerdan ustedes también que el secretario dijo que faltarían cerca de 200 mil millones de pesos en el ingreso para cumplir el 2019? Lo cierto es que el programa no dio resultados y se vieron obligados a lanzar una convocatoria para deuda. Bonos por 220 mil millones de pesos.

 

Nosotros pensamos… no estamos en contra de que el gobierno pueda acudir a este tipo de mecanismos de deuda para financiar proyectos; pero lo que exigimos es que haya transparencia y que sean proyectos de carácter productivo.

 

Nosotros si estaríamos convocando este año a un gran acuerdo para la generación de infraestructura en donde haya asociación pública y de inversores privados, y que esto genere, revierta este fenómeno del desempleo y de la caída de la actividad económica.

 

En el presupuesto nosotros tenemos cuatro o cinco prioridades: Aumento de participaciones a estados y municipios; el tema de salud; educación, inversión en infraestructura, y desarrollo rural (que, de manera inexplicable, se redujo en treinta y tantos por ciento).

 

Ustedes saben también que, en la Cámara de Diputados, cada año se da un fenómeno: El gobierno se contrae en lo que propone inicialmente, da cierto espacio al juego de las fuerzas políticas y, finalmente, hace una modificación al presupuesto.

 

Esta idea de la compañera de que la oposición está por debajo de los números de la mayoría, yo diría que la política sirve hasta para ganarle a la mayoría, y lo acabamos de ver en el tema de las reformas a la Ley Orgánica del Congreso: La minoría hizo la tarea suficiente para que, finalmente, la mayoría -a pesar de sus números- tuvieran que dar marcha atrás y respetar la ley.

 

Nosotros creemos que el presupuesto privilegia a los programas clientelares y   abandona la inversión en infraestructura y en inversión productiva.

 

Y –finalmente- nosotros estamos de acuerdo en que se aplique la plataforma CoDi (plataforma del Banco de México para realizar cobros y pagos con el Smartphone).

 

Ustedes recuerdan que antes había un impuesto a los depósitos en efectivo, que era un instrumento para garantizar que el dinero mal habido pudiera ser identificado y –además- una aparte de la economía informal se viera obligada a aportar fiscalmente.

 

Nosotros pensamos que el CoDi es una buena idea, pero finalmente es un proyecto de largo plazo que no va a generar recursos suficientes y que forma parte de esta política de terror que se quiere instalar.

 

Esta idea de cobrar intereses a los depósitos de ahorro en los bancos, me parece que es una desproporción que va a despertar -sin duda- inconformidad en sectores que se preparan con sus ahorros para el futuro, para las contingencias, para dificultades familiares, de los negocios, y no perdamos de vista que -quizá en los próximos días- empecemos a ver en la Cámara, reacciones de sectores populares frente a un presupuesto que es una copia del anterior que fracasó y que hoy están apretando la tuerca, arrinconando sectores económicos que yo creo es muy posible que los veamos movilizados en los próximos días, y que no nos digan que “la mayoría es la que va a determinar las cosas”. La política le puede ganar a las matemáticas. Gracias

 

 

P: Gracias, muy buenas tardes. Preguntarles si consideran en este escenario que este paquete económico sería fantasioso, toda vez que los contrastes para crecimiento son una ilusión. Entonces, no sé si ustedes vean que pasamos de “Pañalandia” a “Pejelandia”, una; dos: Vivimos en una República con división de poderes. En teoría, el Ejecutivo propone, el Legislativo dispone; pero de repente parece que es al revés aquí ¿no? Que poderes metaconstitucionales donde el “lineazo” es tal que el Ejecutivo pues parece que legisla ¿cómo van a hacer ustedes, diputados para defender ese poder que les da la República, la Constitución? Porque, pues sí, el tema de la mayoría de Morena, artificial o no, como sea, ahí está. Entonces, es una preocupación. Y lo último, ya rapidísimo, perdón: Se dice hasta el cansancio que no hay impuestos; pero luego se habla de IEPS, y los IEPS son impuestos, perdón, y se habla también de gravar las plataformas digitales ¿en qué consiste y hasta dónde va? Muchas gracias.

 

AOM: Está claro… en la Constitución se inscribió un principio básico: Que “la mejor manera de controlar el poder, era con el poder mismo”, y por eso definió como función fundamental, el equilibrio entre los poderes y le dio a la Cámara de Senadores y a la Cámara de Diputados, la facultad de definir la Ley de Ingresos, y la exclusividad a la de Diputados para el tema del presupuesto.

 

Ese equilibrio de poderes, efectivamente, está siendo arrollado; est&am

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"