• Martes, 23 Marzo 2021 a las 20:34:00

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS, EN VOZ DE SU COORDINADORA, VERÓNICA JUÁREZ PIÑA, EN LA DISCUSIÓN Y VOTACIÓN DEL DICTAMEN POR EL QUE SE REFORMA LA LEY NACIONAL DEL SISTEMA INTEGRAL DE JUSTICIA PENAL PARA ADOLESCENTES.

Uno de los grandes pendientes que tiene nuestra sociedad es, sin duda alguna, el tratamiento humanitario de las y los jóvenes que se encuentran en conflicto con la ley y que han debido ser internados al sistema de justicia penal para adolescentes.

 

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS, EN VOZ DE SU COORDINADORA, VERÓNICA JUÁREZ PIÑA, EN LA DISCUSIÓN Y VOTACIÓN DEL DICTAMEN POR EL QUE SE REFORMA LA LEY NACIONAL DEL SISTEMA INTEGRAL DE JUSTICIA PENAL PARA ADOLESCENTES.

 

Con su permiso, presidenta. Compañeras y compañeros legisladores.

 

Uno de los grandes pendientes que tiene nuestra sociedad es, sin duda alguna, el tratamiento humanitario de las y los jóvenes que se encuentran en conflicto con la ley y que han debido ser internados al sistema de justicia penal para adolescentes. 

 

Es por ello que el dictamen que hoy presenta la Comisión de Justicia reviste una particular importancia ya que tiene por origen una iniciativa cuyo objeto es garantizar que las y los adolescentes que se encuentren bajo la tutela de este sistema o de los centros de tratamiento interno para adolescentes, puedan visitar en el lecho de muerte a aquella persona que cuidó de él o ella, por falta de uno o ambos padres ya que, en la actualidad, la ley establece esta limitación. 

 

La sociedad mexicana, como una entidad viva, cambia día a día y hoy son cada vez más las y los jóvenes que por múltiples razones quedan bajo el cuidado de una persona diferente a la madre o el padre y resulta por ello indispensable el que se les garantice que puedan acudir al sepelio de otras personas.

 

La adolescencia es la etapa de vida en la que se deben tomar decisiones que influirán en sus proyectos de vida a corto, mediano y largo plazo. 

 

Dichas decisiones se toman en función de distintas aspiraciones, como el tener un empleo digno y bien remunerado, lograr el desarrollo académico o profesional, la decisión de formar una familia, de encontrar espacios para la promoción cultural o deportiva para las y los jóvenes. 

 

Sin embargo, debemos estar conscientes de que, en las condiciones actuales de nuestro país, la realidad nos indica que son las y los jóvenes quienes tienden a ser víctimas o a enrolarse en las organizaciones delincuenciales debido a las facilidades que representan para los criminales. 

 

En este sentido es importante señalar que, de acuerdo con el Informe Especial sobre los Centros de Tratamiento Interno para Adolescentes que Infringen la Ley Penal de la República Mexicana, emitido por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, realizado durante los meses de abril del 2018 a marzo de 2019, se observó que 431 adolescentes se encuentran sujetos a procedimiento y 1,014 están cumpliendo una medida de tratamiento; asimismo, 1,362 están internados por hechos que la ley señala como delitos del fuero común y 83 por hechos que la ley señala como delitos del fuero federal.

 

En la actualidad, no se sabe con exactitud, cuántas niñas, niños y adolescentes viven bajo el cuidado de un familiar diverso a sus padres, como abuelos, tíos o familiares de segundo y tercer grado, por lo que la ley no contempla la visita a las personas que cuidaron de las y los adolescentes por falta de uno o ambos padres, en caso de que se encuentren en situación terminal. 

 

Lo que hoy nos encontramos discutiendo y que la Comisión de Justicia pone a consideración de esta Asamblea es acorde a lo establecido en las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos que, en su artículo 70, prevé la autorización al recluso de acudir al lecho del familiar cercano o “persona allegada” en caso de enfermedad grave, o a asistir al funeral de dicha persona.

 

Por lo anterior las y los diputados del grupo parlamentario del PRD, seguiremos luchando para garantizar los derechos de todas las niñas, niños y, en especial, los de las y los adolescentes para que, en caso de encontrarse bajo la tutela del Estado, puedan gozar de manera efectiva de sus derechos humanos, y que de anera particular, ante la pérdida de una figura significativa en la vida, ofrecer a las y los adolescentes la posibilidad de participar en los rituales de despedida, les ayuda a asimilar la muerte del ser querido y valorar las nuevas posibilidades que la vida pone ante ellas y ellos.

 

Por último, desde esta tribuna, queremos denunciar el clima de violencia política que se vive en el estado de Veracruz y expresar nuestra solidaridad con Rogelio Franco, quien hoy se encuentra privado de su libertad y a quien se pretende impedir el ejercicio libre de sus derechos político-electorales, debido a la imposición y a la intransigencia del Gobernador Cuitláhuac García, quien ahora se ha convertido en represor de sus oponentes políticos.

 

Desde aquí lo retamos a que nos gane en las urnas y no con la guerra sucia que ha desatado en nuestra contra, utilizando las instituciones, prostituyendo a la Fiscalía.

 

Libertad a Rogelio Franco ya.

 

Es cuanto, presidenta.

 

 

 

 

 

 

---oo0oo---

 

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"