• Martes, 25 Junio 2019 a las 16:24:00

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ CON RELACIÓN A CIFRAS DEL DESEMPLEO NACIONAL Y ESTRATEGIA GUBERNAMENTAL PARA INFLAR LAS CIFRAS PREVIO AL INFORME DE AMLO EL 1o DE JULIO.

Desde hace algunos días se ha desatado en el ambiente político un debate sobre las cifras del empleo en México.

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ CON RELACIÓN A CIFRAS DEL DESEMPLEO NACIONAL Y ESTRATEGIA GUBERNAMENTAL PARA INFLAR LAS CIFRAS PREVIO AL INFORME DE AMLO EL 1o DE JULIO.

 

Desde hace algunos días se ha desatado en el ambiente político un debate sobre las cifras del empleo en México. El INEGI –órgano autónomo del Estado mexicano- provee de manera científica mensual y trimestralmente, cifras acerca de las características sociodemográficas de los trabajadores en México.

 

Mediante la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (la ENOE) se obtiene información acerca del porcentaje de mexicanos en situación de subempleo, de trabajo informal, de desempleo o pleno empleo; los ingresos mensuales que reciben; el puesto que ocupan; las actividades que desempeñan; el salario, las prestaciones que reciben, etcétera.

 

El último de estos reportes arrojó una caída del empleo pleno registrado en el Seguro Social, del 88 por ciento. Es decir (son cifras comparadas de este año frente al año pasado) en mayo de 2018 se registraron en el seguro social alrededor de 36 mil trabajadores con empleo pleno, con contratos, con registro en el IMSS. En mayo de 2019 apenas se llegaron a registrar con este nivel de precisión, de características que mencionamos, apenas alrededor de 3 mil (3,983). Es decir, 88 por ciento la caída del empleo pleno.

 

El hecho es solo consecuencia incontrastable de que la economía general del país está retraída, no hay inversión pública, hay incertidumbre y desconfianza de la empresa privada que tampoco está invirtiendo y, en términos generales, la actividad económica está generando menos empleo, hay menos riqueza que distribuir y, por lo tanto, menos ingresos,

 

Y este hecho es el que ha dañado en parte, la imagen del actual gobierno y del presidente López Obrador, y particularmente de las políticas públicas.

 

Quedó por los suelos el ofrecimiento en campaña y los compromisos en la toma de posesión, del crecimiento del 2 por ciento este año para terminar en promedio en el sexenio, con 4 por ciento.

 

Repetimos: Por los suelos. La expectativa de mayor crecimiento y mayor empleo no se está confirmando en los hechos.

 

Ha servido este dato para que las calificadoras nacionales y extranjeras, los bancos, las entidades públicas, las académicas, los partidos políticos, importantes y experimentados ex funcionarios que manejan con precisión, con veracidad estos datos de que las expectativas de crecimiento de la economía mexicana están a la baja.

 

El último dato es que este año la economía crecerá por debajo del 1 por ciento y, por lo tanto, el dato del empleo y el dato del ingreso obviamente están sufriendo una caída y esto daña la expectativa; pero la reacción del presidente López Obrador y el equipo más cercano quieren vencer a la terca realidad que aparece y nos dice con contundencia cómo están las cosas y cuál es la verdad.

 

Encontró el Presidente López Obrador que una manera de resarcir la caída del empleo, una manera de disfrazar la caída de la economía, y una manera de engañar con el incumplimiento de sus promesas y sus ofertas era que el programa clientelar de dotar de becas a decenas, a cientos de miles de jóvenes, era un buen recurso, un mañoso recurso para que el seguro Social incorporara este año a más de medio millón de becarios jóvenes que están recibiendo los famosos 3 mil 600 pesos mensuales.

 

El director del Seguro Social, inexperto, empleado, florero con rapidez aceptó que había que registrar en las cifras formales del Seguro Social a este casi medio millón de jóvenes becarios.

 

Tuvo que verse obligado a rectificar porque la Ley Federal del Trabajo, la Ley del Seguro Social establece con meridiana precisión quiénes son trabajadores, cuál es esa categoría que implica agregarle valor a la actividad que desarrollan y que, evidentemente, un becario de manera directa no puede hacer.

 

Si la trampa la quiere hacer el Presidente y en el informe del primero de julio en el Zócalo quiere dar cuentas de empleo generado en su año, agregando a los becarios, yo le daría un dato para que el engaño sea mayor, aunque el riesgo del ridículo también será grandioso: ¿Por qué no incorpora como “empleos” a todos los universitarios y estudiantes de educación superior (y media superior) que están registrados en el IMSS bajo la figura de “seguro social facultativo”?

 

El régimen les dio el derecho a todos los jóvenes universitarios y de educación media superior ser incorporados al Seguro Social para que reciban esta prestación.

 

Estamos hablando de millones, que es el mismo caso de los becarios de “Jóvenes Construyendo el Futuro”: Ingresan al Seguro para recibir una prestación.

 

Hoy nos damos cuenta de que, en la Cámara de Diputados, la directiva (de Morena, evidentemente) atendiendo la exigencia de que incorporen a jóvenes becarios para ser capacitados en este recinto, anuncian que los van a registrar en el IMSS también “facultativo”.

 

Dense cuenta ustedes cómo detrás hay solo una maniobra: Intentaron registrarlos porque recibían la beca, el Seguro Social se vio obligado a decir que no por estas condiciones. Ahora, en la Cámara, les van a firmar contrato y les van a dar una prestación: El Seguro Social Facultativo y no dudo que con esta medida pretendan aumentar las cifras el empleo en México.

 

Lo cierto es que –repito- la “terca realidad” ha vencido, la falsa expectativa, la promesa incumplible porque la torpeza en la implementación de las políticas públicas, la incertidumbre, los errores que hemos mencionado y que en este momento no repetiremos, han generado –por el entorno internacional; pero también por las equivocadas políticas públicas y decisiones políticas, una baja en la economía, una generación menor de empleo y, por lo tanto, mayor pobreza para la sociedad mexicana.

 

Ese eslogan de que López Obrador no miente, en este caso queda confirmado que sí pretende instalar una mentira.

 

La terca realidad es contundente: Hay menor empleo efectivo en México.

 

 

oooOooo

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"