• Miercoles, 24 Octubre 2018 a las 17:27:00

EL PRD NO PARTICIPARÁ EN ACTOS ILEGALES COMO LA CONSULTA POPULAR SOBRE EL NAICM

El Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados y el Comité Ejecutivo Nacional del PRD reiteraron que la consulta popular sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), que realizará Morena los días 25, 26, 27 y 28 de octubre en 538 municipios, convocada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador

 

·         Sólo es un mecanismo para justificar la decisión ya tomada por el presidente electo

·         El PRD no avalará actos ilegales y convoca a sus militantes, simpatizantes y a todos los ciudadanos a no participar en la consulta, porque sus resultados serán parciales y sesgados

 

El Grupo Parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados y el Comité Ejecutivo Nacional del PRD reiteraron que la consulta popular sobre la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), que realizará Morena los días 25, 26, 27 y 28 de octubre en 538 municipios, convocada por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, es ilegal, porque no respeta los requisitos de la Ley Federal de Consulta Popular ni el artículo 35 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

 

En conferencia de prensa en la Cámara de Diputados, los legisladores Emmanuel Reyes Carmona, Verónica Juárez Piña, Mónica Almeida López y el presidente interino del PRD José Ángel Ávila enfatizaron que, dado que la consulta no está apegada a la legalidad, es innecesaria y sólo es un mecanismo para justificar la decisión ya tomada por el presidente electo, el PRD no avalará actos ilegales y convoca a sus militantes, simpatizantes y a todos los ciudadanos a no participar en ella, porque sus resultados serán parciales y sesgados.

 

Por su ilegalidad, agregaron, también desconocemos la legitimidad vinculatoria de la supuesta “consulta” e invitamos al pueblo de México a reconsiderar el resultado que traerá el que se repitan las decisiones de un sólo hombre, que parece una calca de lo que sucedía en el antiguo régimen priista que tanto nos costó cambiar.

 

Asimismo, invitaron a Morena para que, si realmente quiere asumir un papel de contrapeso a las decisiones ilegales de su principal dirigente, junto con el PRD hagamos la reforma constitucional para que la consulta popular sobre el nuevo aeropuerto sea legal y legítima.

 

Destacaron que en unos días López Obrador será el presidente constitucional de México y tomará decisiones sobre el futuro económico, político y social del país. Por lo tanto, podrá tomar una decisión de Estado para invertir recursos públicos en el NAICM o en su proyecto de Santa Lucía, que seguramente será acompañada por los legisladores de Morena, que tienen mayoría en el Congreso de la Unión para aprobar la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019.

 

De cualquier modo, la decisión que se tome sobre el Nuevo Aeropuerto deberá justificarse con elementos técnicos y científicos, acorde a los intereses de México, y no a los caprichos de una sola persona.

 

La diputada Verónica Juárez Piña, vicecoordinadora del GPPRD aseguró que ante el próximo gobierno podría ser el de “un presidencialismo autoritario, que concentra las definiciones del Estado en una sola persona, y eso el PRD no lo va a compartir”.

 

A su vez, el diputado Emmanuel Reyes Carmona, destacó que la consulta es sesgada, porque se realizará mayoritariamente en municipios gobernados por Morena, para favorecer los intereses de esa organización política y del presidente electo, y únicamente busca justificarse sobre la decisión que seguramente se tomará en las próximas semanas.

 

Refirió que hace unos días se encontró a una diputada de Morena, quien, al confundirlo con un diputado de Morena, le dijo que “vamos de tal manera a incidir para que el aeropuerto se dé, en el que nuestro presidente electo está proponiendo, pero además vamos a direccionar a cada uno de los cuadros en cada uno de los municipios”.

 

La diputada Mónica Almeida López dijo que luego de la consulta, haremos “una convocatoria a centros de investigación, universitarios y especialistas, para una segunda revisión” de los resultados, “porque los mexicanos queremos proyectos con viabilidad económica y social, como en el caso del aeropuerto, que debe tener todas las condiciones técnicas para detonar las telecomunicaciones y transportes al nivel que requerimos”.

 

Después de la consulta, agregó, “los mexicanos tendremos que cerciorarnos del seguimiento del proyecto de desarrollo en una u otra sede, tienen que quedar claras las condiciones de los contratos y del presupuesto que se va aprobar en el Congreso para estos efectos. El PRD debe garantizar que cada uno de los pesos que se invierta realmente detonará un desarrollo social y cubrirá las necesidades que a nivel internacional queremos impulsar con este tipo de proyectos”, además de que el presupuesto público que se va a invertir tiene una certeza jurídica.

 

Los legisladores y la dirigencia del PRD aseguraron que es importante que el presidente electo entienda que la campaña electoral terminó, y que debe respetar su compromiso de reconciliación nacional. Si en verdad quiere reconciliación, deberá abandonar su intención de polarizar a la sociedad mexicana, e iniciar un diálogo nacional respetuoso, para alcanzar acuerdos sociales sobre asuntos de interés nacional.

 

Por lo tanto, López Obrador debiera controlar sus intenciones de imponer por cualquier medio su voluntad y adoptar el criterio de la legalidad y el respeto al Estado de derecho para legitimar sus decisiones. De lo contrario terminará agraviando a múltiples sectores sociales.

 

La democracia participativa para que sea efectiva debe sustentarse en la voluntad popular, apegarse a la legalidad y a la imparcialidad. Los senadores del PRD han presentado una reforma constitucional para quitarle los candados  a la consulta popular. Invitamos a Morena a sumarse a esta iniciativa y exigirle al presidente electo que rectifique y respete la legalidad de la consulta popular.

 

La adecuación legal de las consultas y plebiscitos debieran permitir que las decisiones a tomar, en el caso de las grandes obras o acciones de gobierno, unifiquen a la sociedad mexicana, y que sus impactos involucren y comprometan a la ciudadanía en su totalidad, concluyeron los perredistas.

 

GPPRD

 

--0--