• Martes, 23 Abril 2019 a las 16:21:00

POSICIONAMIENTO DEL DICTAMEN A LA INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UNA FRACCIÓN XXIX AL ARTÍCULO 3, RECORRIÉNDOSE EL ORDEN NUMÉRICO DE LAS SUBSECUENTES, DE LA LEY GENERAL DE ASENTAMIENTOS HUMANOS, ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y D

El desastre natural es un tipo específico de fenómeno natural, su característica principal reside en su impacto pues afecta al hombre en forma negativa

POSICIONAMIENTO DEL DICTAMEN A LA INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE ADICIONA UNA FRACCIÓN XXIX AL ARTÍCULO 3, RECORRIÉNDOSE EL ORDEN NUMÉRICO DE LAS SUBSECUENTES, DE LA LEY GENERAL DE ASENTAMIENTOS HUMANOS, ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y DESARROLLO URBANO

 

Buenas tardes, compañeras, compañeros Diputados y a todos los mexicanos que nos siguen por el Canal del Congreso.

 

El desastre natural es un tipo específico de fenómeno natural, su característica principal reside en su impacto pues afecta al hombre en forma negativa. Las diferentes consecuencias e impactos dependen del tipo de fenómeno y pueden ser tanto directos e inmediatos como de media no y largo plazo y dependen principalmente de la organización social y de la magnitud del área ocupada. Definitivamente  el concepto de desastre natural lleva implícita una componente social. Así pues, los conceptos de "fenómeno natural" y "desastre natural" no son sinónimos; el primero algunas veces da lugar al segundo pero no siempre. Y el desastre natural "es un fenómeno social inducido por un evento físico".

 

Como bien lo ha mencionado la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, existen varios aspectos que incrementan el riesgo de desastre natural. Por un lado, una ocupación inadecuada del territorio por razones económicas o desconocimiento de los ecosistemas naturales coloca al hombre en situación de vulnerabilidad frente a los fenómenos naturales, como los asentamientos humanos en áreas de alto riesgo sísmico o tecnologías constructivas no adecuadas para áreas sísmicas; y la intervención del hombre en la naturaleza, llevado por propósitos económicos, también puede elevar la vulnerabilidad frente a fenómenos naturales, como la erosión, la contaminación, etcétera.

 

En este sentido, es importante la discusión del presente dictamen por dos razones: la primera, como bien lo menciona el cuerpo de su redacción, México es un país rico en recursos naturales y también en su variedad de relieve y en su hidrología. Así pues, es un país que constamente experimenta una gran variedad de fenómenos naturales debido a que posee una elevada extensión bajo riesgo sísmico, un  gran número de volcanes y varios miles de kilómetros de litoral.

 

La segunda razón, la del riesgo, es la que tiene que ver con la consciencia sobre las acciones que emprendemos como preventivas de un desastre natural. Año con año en México somos testigos de terribles historias derivadas principalmente de sismos, sequías e inundaciones. Es sustancial que se lleven a cabo acciones de manera constante que no sólo pretendan resarcir el daño sino que se genere la educación y la infraestructura suficiente y adecuada para poder hacer frente a ciertos fenómenos naturales. Desafortunadamente se ve a los estados con menos recursos siendo los más afectados por este tipo de daño.

 

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas, México es una de las naciones que más afectaciones económicas  por desastres naturales, de tal manera que, de 1998 a 2017, el monto de pérdida económica ocasionada por este tipo de siniestro ascendió a 46.5 mil millones de dólares.

 

Nuestro país se encuentra, además, dentro de las 10 naciones más afectadas por este tipo de fenómenos, en Latinoamérica, sólo es superado por Puerto Rico cuya pérdida fue de 71.7 mil millones de dólares. Mientras que en el resto del mundo, Estados Unidos es el que ocupa el primer puesto con 944 mil millones de dólares.

 

Como lo mencioné anteriormente, es importante que se lleven a cabo acciones constantes y que se implementen verdaderos programas de prevención y que los desastres naturales dejen de ser motivo de condicionamiento político y de negocio para algunos cuantos.

 

En el Grupo Parlamentario del PRD estamos de acuerdo con esta incorporación de la definición de riesgo, no sin olvidar y dejar de remarcar que se tiene que realizar un trabajo más intenso y coordinado en materia de educación preventiva y de creación de infraestructura física adecuada con el objetivo de reducir y mitigar futuras pérdidas y tragedias ocasionadas por fenómenos naturales.

 

Es cuanto.