• Lunes, 13 Noviembre 2017 a las 18:41:00

ENTREVISTA OFRECIDA POR EL DIPUTADO GUADALUPE ACOSTA NARANJO, AL TÉRMINO DE LA PRESENTACIÓN DE LIBRO ¿UN GOBIERNO DE GABINETE O DE COALICIÓN PARA MÉXICO? HACIA EL NUEVO DISEÑO E INNOVACIÓN DEL SISTEMA PRESIDENCIAL

 

 

 

P: No se envió la eliminación del financiamiento de los partidos políticos como había sido el compromiso de los partidos, porqué usted no convocó a una reunión.

 

Guadalupe Acosta Naranjo (GAN): No veo yo como pueda evitar la aprobación de algo en una comisión donde el PRI tiene mayoría; si el PRI y el Verde tienen mayoría en la comisión, evidentemente en cualquier momento pueden aprobar la iniciativa. Yo creo que lo que necesitamos es entablar un diálogo más serio sobre el asunto.

 

El Presidente de la República, miembro del mismo partido de César Camacho, declaró hace tres semanas que las reformas de carácter electoral ya no pueden realizarse en este momento para su aplicación en el periodo actual de elecciones, porque el artículo 105 de la Constitución estipula que tres meses antes de iniciado un proceso electoral es la fecha límite para hacer reformas electorales y hoy no estamos a tres meses antes, estamos ya con un proceso electoral en marcha, en curso.

 

Por ejemplo, los candidatos independientes están levantando ya sus firmas para poder ser aspirantes a diputados, senadores, alcaldes a Presidente de la República y un proceso electoral que ya está en curso no se puede modificar las reglas que ya inició y eso no lo digo yo, lo dice la Constitución y eso no lo declaré yo, lo declaró Enrique Peña Nieto, así que, si alguna queja tiene sobre el tema bien puede dirigirse a los Pinos a platicar con el Presidente de la República y aclarar ese diferendo de opinión que tienen.

 

Lo que yo sí creo es que se pueden hacer reformas que no aplicarán para este periodo. Las reformas se pueden hacer, pero aplicarán para las siguientes elecciones; algunas serán para las elecciones locales de 2019 y otras para las elecciones federales 2021, pero ninguna reforma puede aplicar de manera retroactiva para este proceso electoral. Así que quienes presentaron estas iniciativas y pretende que se pongan en marcha en este mismo periodo, deberían de leer la constitución de la República para saber que no se puede y como bien lo dijeron tres personas – que han merecido respeto y la votación mayoritaria calificada en esta Cámara- los tres únicos presidentes del Instituto Nacional Electoral o del Instituto Federal Electoral en su momento: José Woldenberg, Leonardo Valdés y Luis Carlos Ugalde en una carta dirigida al Congreso de la Unión y particularmente con copia a la presidencia de esta Comisión, opinan exactamente lo mismo, las reformas electorales no se pueden realizar para su aplicación inmediata para este proceso.

 

Y mire que no lo dijo ningún partido político, ningún diputado, ningún senador, sino los que han presidido el órgano constitucional autónomo que es el Instituto Federal Electoral, además ellos recomendaron que era conveniente reducir el financiamiento público, regularlo para que sea cada vez más claro, transparente y se pueda auditar de la mejor manera, pero no desaparecerlo como se pretende por algunas personas y lo mismo dijeron de la representación proporcional, que hay que acotarla, que se puede disminuir, pero no desaparecer como también pretenden otros, porque sería terminar con la pluralidad de nuestro país. No dejar todo en manos del dinero privado exclusivamente.

 

Creo que, con estos aportes de académicos, estudiosos, deberíamos dejarlo discutir más reposadamente, hacer las reformas que ellos quieren que hagamos y que serán aplicados para los procesos electorales subsecuentes.

 

Si alguien pretendiera obligarme a mí, a que esas reformas se aplicarán de manera inmediata van hacer un esfuerzo inútil, no es que yo no quiera es que la constitución dice que no se puede y aunque yo pudiera caer en el mismo ánimo justiciero y populista de estas personas no tendría ningún sentido mi opinión personal siendo que la Constitución es muy clara en su artículo 105.

 

P: Diputado qué impidió que se legislara la Ley Reglamentaria (inaudible)…

 

GAN: Pues lo mismo que impidió que en su momento no se hiciera la reforma al 134, la legislación secundaria al 134, una falta de voluntad, hasta donde entiendo es muy importante en estos días en la Suprema Corte, en la Sala Superior de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, se va a discutir un proyecto del magistrado, Saldívar –puedo equivocarme- para obligar al Congreso de la Unión a legislar sobre el transitorio del 134 que es el de propaganda gubernamental. Y hoy está por discutirse en la Corte. El proyecto viene en positivo, para obligarlo porque -de verdad que es algo que tendría una enorme trascendencia-, este congreso constantemente hace caso omiso de las obligaciones constitucionales marcadas en los transitorios para legislar en materia reglamentaria, de manera secundaria, como fue esta ley y como lo fue el caso de gobiernos de coalición y como lo ha sido en otros casos, donde estamos en falta el Congreso.

 

Yo hago bonos porque la Corte lo resuelva a favor y obligue al Congreso a cumplir con sus facultades constitucionales. Para eso se necesitan acuerdos. Mayorías que hay que construir pero que tenemos que obligarnos a hacerlo. Las reformas secundarias son de mayorías simples: El PRI y el Verde las tienen. Si sacaron lo de los delfines, que era tan importante el tema de los delfines, que estuvimos en tres sesiones interrumpiendo el trabajo legislativo, porque habría que legislar sobre delfines ¿Por qué no legislar sobre las obligaciones que nos marca la propia Constitución en sus transitorios? Yo creo que esa es la falta de voluntad política y por eso a veces el doble discurso suena tan hueco, un poco populista, quedando bien con el que no conoce la ley o la Constitución, tratando de aprovecharse de que no hay un conocimiento pleno del conjunto de la población sobre las normas reglamentarias que aquí tenemos.

 

Perdón, yo intente, ustedes fueron testigos, legislar sobre materia de financiamiento público, para reducir el financiamiento público. Recibimos en esta comisión a Pedro Kumamoto, al Congreso de Jalisco. Les dimos audiencia. La presidencia de la Comisión –un servidor- hizo un dictamen positivo para reducir el financiamiento público antes de esta crisis. Fue en el mes de marzo y abril y el PRI me dejó sin quórum, se salieron de la sesión para no legislar y votar esta reducción. Y ahora me vienen a reclamar que yo no quiero, después de que ya la Constitución prohíbe legislar en este momento, sino cuando era lo oportuno se negaron, se salieron del pleno. Ustedes deben de tener en sus cámaras –si es que tienen algún archivo, porque graban mucho- eso, en sus cámaras cuando ellos se salieron y ahora me vienen a echar la culpa. Bueno, eso sí se llama poca memoria, poca memoria. Que rápido cambian de opinión.

 

Entonces, yo pudiera legislar ahora. No depende de mí. A lo mejor ahora ya no se salen. Pero lo que debieran decirle a la gente es que ya no se va a poder aplicar para la reforma del 18, que lo que tenemos que hacer, en todo caso, si hay que ayudar a los damnificados, pues es agarrar el dinero y entregarlo, sin cambiar la ley, eso se puede ser. Yo creo que es lo normal y yo estoy abogando para que el partido, al que pertenezco, lo haga. Entregue una cantidad de dinero a la Hacienda Pública para que ellos hagan un mecanismo de entrega a los damnificados. Ojalá sea un mecanismo transparente. El gobierno federal se ha negado a que haya un ámbito de supervisión para evitar que este dinero sea utilizado políticamente en época electoral. Ya ve usted que a Miranda no se le da. A ellos no se les da la utilización política del dinero, pues ojalá sea supervisado por ciudadanos, para que, en verdad, el dinero vaya a donde tenga que ir y se use en lo que se tiene que usar.

Pero bueno, hoy el Congreso aprobó un presupuesto de 18 mil millones, más 2 mil 500 más, casi 21 mil millones, en materia del Fonden y de algunos otros fondos adicionales que se crearon. Se flexibilizaron las reglas, ojalá y también haya supervisión ciudadana y creo que esos 21 mil millones que son una cantidad importante, serán insuficientes, por el tamaño y la magnitud de la desgracia. Ojalá podamos seguir acrecentando estos fondos.

 

P: Diputado, para precisar, ¿la Comisión de Puntos Constitucionales no tiene ya previsto convocar a una reunión para dictaminar el tema del financiamiento público?

 

GAN: Claro que tenemos previsto hacerlo. Estamos buscando un logro de consensos. Hemos tenido reuniones privadas, yo me he reunido, de manera particular, con miembros de distintos partidos políticos, para buscar un consenso al respecto, pero no lo hemos logrado todavía, porque podemos sacarlo en la comisión la mayoría simple, si no hay un consenso de dos tercios, que no los tienen ahí en la Cámara, pues solamente vamos a terminar haciendo un intento fallido.

 

Nosotros tenemos voluntad, insisto. El dictamen nuestro reducía casi en un 60 por ciento el dinero de los partidos políticos. Ahí está el dictamen. Está presentado. Si de verdad tienen voluntad, deberíamos de citarnos y reunirnos, pero pues ellos insisten en desaparecer el cien por ciento; en dejarlo todo en Higa, en OHL, en Odebrecht, en el Grupo Atlacomulco. Así no.

 

Muchos que hemos construido reformas electorales en el pasado para democratizar al país, estamos en contra de quedar solo en las manos privadas en materia de financiamiento público. No en las manos de los militantes, porque nosotros damos nuestras cuotas. Aquí, nosotros; por ejemplo, siempre entregamos nuestra cuota al partido: el 15 por ciento, en el caso del PRD.

 

Yo estoy al corriente de mis cuotas, pero eso no es suficiente para mantener a un partido político que tiene 2 mil comités municipales, que tiene 32 comités estatales, que este año tendrá elecciones en cerca de 3 mil 500 cargos. Es absolutamente insuficiente y en vez de mandarnos a buscar dinero con empresas que te van a condicionar el dinero a cambio de políticas públicas que los beneficien, deberíamos, el dinero público, reducirlo y fiscalizarlo mejor.

 

¿Y cómo se puede reducir? también reduces los topes de campaña; gastar menos. Por ejemplo, yo propongo que se eviten utilitarios, regalos, que todo sea debates, ideas, a lo mejor entrega de volantes con nuestros principales puntos programáticos, pero podemos dejar de pagar espectaculares, gastar en camisetas, cachuchas y cuantas cosas se les ocurre regalar a los candidatos.

 

Entonces, de nuestra parte sí hay voluntad para citar a esto, pero pues ojalá lo hagamos con un espíritu constructivo, no demagógico, que no intentemos derrumbar a las instituciones.

 

Por eso a mí me pareció tan importante la carta de los tres expresidentes del Instituto Federal Electoral, los únicos tres que hemos tenido; los tres teniendo matices, como los tiene Ugalde o Woldenberg, los tres coinciden en que es un absurdo que todo quede en manos del dinero privado y que desaparezca la pluralidad de la representación proporcional.

 

Yo estoy en contra de eso. Mire usted –perdón que me extienda-  si la elección del Constituyente de la Ciudad de México se hubiera dado por distritos de mayoría, el PRI no hubiera tenido ningún constituyente, ninguno, porque aquí no ganan ni en la cuadra donde está el PRI. Aquí la disputa principal es Morena y PRD, en algunos lugares el PAN, que son los que tenemos mayor fuerza.

 

Sacaron el 7 por ciento de los votos y aquí lo hicimos a representación proporcional pura. Por eso el PRI tuvo integrantes en el Constituyente, electos por la votación en urnas. Más los que aquí se sobre representaron. Porque aquí se despacharon con la cuchara grande. Y se metieron, pero no fueron a elección.

 

Si hubiéramos ido sólo a elecciones, en distritos, el PRI no hubiera estado presente en ninguna, ni el Verde, ni MC, ni el Panal. Y estuvieron presentes porque era importante escuchar su voz. La pluralidad.

 

Es mucho mejor la representación proporcional, a que alguien con el 25 por ciento gane todo y el otro 75 por ciento no tenga nada. Eso es en cualquier democracia. Ahorita lo estábamos escuchando. Los académicos, la gente estudiosa, que ha visto los sistemas políticos en el mundo saben de esta cualidad superior al sistema, que nuestros amigos nos quieren imponer.

 

P: Diputado, el pase automático, todo este asunto del Fepade. ¿También se quedará igual que este tema, sin acuerdos? ¿Qué pasará?

 

GAN: No, no, claro que no. Hay que quitar el pase automático, es un compromiso. La discusión ha estado un poco, en que hay organizaciones de la sociedad civil que han pedido el dictaminarlo de manera, con un parlamento abierto.

 

El PRI no está dispuesto a dar ese paso, de ir a parlamento abierto. Nosotros intentaremos todavía convencer a la mayoría de hacerlo. Pero de no hacerlo, vamos a citar a la comisión para que se vote lo del pase automático, aunque sea esto, únicamente lo que se vote.

 

Porque a como están las cosas, si estos amigos se animan a quitar hasta el fiscal electoral, cuando ya inició la elección; en cualquier momento nos terminan poniendo al nuevo abogado del PRI de fiscal, pero con la mano en la cintura.

 

Si estos señores, al parecer están decididos a hacer cualquier cosa. Es increíble, miré usted el tema electoral tiene tres pies. El INE, el Tribunal y la Fiscalía de Delitos Electorales. El proceso ya está en curso y no tenemos uno de los tres pies nombrados. Eso es una cosa, absolutamente inusual e irregular. Y no les importa.

 

P: Y ¿cuándo llamará a sesionar para (inaudible)?

 

GAN: Mire, lo más probable es que esta semana que viene, esta semana que viene, cite a la mesa directiva para poner la fecha en que nos reunamos. Pero yo quisiera que no fuera, que fuera antes de terminar el mes de noviembre.

 

P: Y hay la postura, digo... (Inaudible).

 

GAN: Mi postura, la postura nuestra es que se quite pase automático. Quisiéramos poner otras cosas, pero si no, por lo menos eso es nuestro piso. ¿Qué otras cosas quisiéramos poner yo? Requisitos para que el nuevo fiscal, para que el nuevo fiscal no pertenezca a ningún partido político. Ni al PRI, ni al PRD ni al PAN ni a ninguno.

 

Para que quien esté encargado de impartir justicia, no sea parte de un partido político, a los que se va a investigar y a los que se pudiera perseguir y castigar. Debe de ser apartidista. Y eso se puede poner ya en la Constitución, porque el PRI se opone a eso. O sea, no deberíamos oponernos nadie a que el fiscal sea apartidista.

 

P: ¿Qué pasaría si el Senado, como al parecer sucederá, le va a dar largas al asunto y se puede ir la elección sin fiscal?

 

GAN: Sería muy triste. Sería una irregularidad brutal. Incluso pudiera ser sujeto de un proceso de impugnación de cualquier candidato. Porque los candidatos participan bajo los principios constitucionales de la elección. Y uno de los principios es la certeza electoral. Y no hay certeza si no hay fiscal electoral.

 

Entonces, tenemos que resolverlo, porque lo tenemos que resolver. Porque a todos y a la democracia le conviene tener a las instituciones electorales completas.

 

P: Muchísimas gracias.

 

CSGPPRD/MNCL/MRH/CBC/ASG

 

--oo0oo--

 

Galería Relacionada