• Jueves, 12 Diciembre 2019 a las 00:38:00

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD EN VOZ DE LA DIPUTADA MÓNICA ALMEIDA LÓPEZ DURANTE LA DISCUSIÓN DEL PROYECTO DE DECRETO PARA DECLARAR EL AÑO 2020 COMO “AÑO DE LEONA VICARIO, BENEMÉRITA MADRE DE LA PATRIA”.

Desde hace algunos meses, en México ha explotado la voz de las mujeres reclamando su derecho a vivir. México ha tenido que reconfigurar la manera de escuchar a quienes exigen ser reconocidas como portavoces de un nuevo lenguaje que ahora se expresa en las bardas y en los monumentos, voces que recuerdan a Leona Vicario como precursora de la lucha feminista que hoy vemos reventar en nuestras calles.

 

POSICIONAMIENTO DEL GPPRD EN VOZ DE LA DIPUTADA MÓNICA ALMEIDA LÓPEZ DURANTE LA DISCUSIÓN DEL PROYECTO DE DECRETO PARA DECLARAR EL AÑO 2020 COMO “AÑO DE LEONA VICARIO, BENEMÉRITA MADRE DE LA PATRIA”.

 

 

Muchas gracias.

 

Desde hace algunos meses, en México ha explotado la voz de las mujeres reclamando su derecho a vivir. México ha tenido que reconfigurar la manera de escuchar a quienes exigen ser reconocidas como portavoces de un nuevo lenguaje que ahora se expresa en las bardas y en los monumentos, voces que recuerdan a Leona Vicario como precursora de la lucha feminista que hoy vemos reventar en nuestras calles. 

 

Periodista, escritora, humanista pero sobre todo una luchadora independentista. Leona Vicario fue una de las figuras más destacadas de la Guerra de Independencia de México. 

 

En un tiempo en el que las mujeres difícilmente tenían presencia, ella logró ser escuchada gracias no sólo a una inteligencia privilegiada, sino a una gran facilidad de comunicar sus sentimientos y preocupaciones. 

 

Leona Vicario hizo frente a una sociedad que ignoraba a las mujeres y que no concebía que la lucha por la independencia también constituía una lucha por la libertad, por los derechos de los hombres, pero  también de las mujeres; por la emancipación de un poder sin legitimidad que no respondía a las nuevas necesidades de la sociedad novohispana en que las mujeres jugaron un papel fundamental.

 

Ella decía: “No solo el amor es el móvil de las acciones de las mujeres; que ellas son capaces de todos los entusiasmos y que los sentimientos de la gloria y la libertad no les son unos sentimientos extraños”. Esto se lo escribió Leona a Lucas Alamán, quien la acusó de haberse unido a los rebeldes más por un heroísmo romancesco que por patriotismo.

 

Leona Vicario, junto con Josefa Ortiz de Domínguez, son las mujeres más conocidas dentro del movimiento independentista. Sin embargo, no son las únicas. 

 

Debemos recordar también a María Gertrudis Armendáriz, Carmen Camacho, María Josefa Huerta y Escalante, Rafaela López Aguado, María Josefa Marmolejo de Almada, Brígida Almonte, Gertrudis Bocanegra, Gabriela Carrasco, María Tomasa Esteves y Sala, Ana María García de Trespalacios, y muchas mujeres más que también dieron su libertad y su vida por la construcción de una nueva Patria.

 

Leona Vicario estudió bellas artes y ciencias; desarrolló un sentido crítico frente al mundo a partir de sus lecturas, lo que le permitió ejercer la carrera de periodismo, publicando su trabajo en el “Semanario Patriótico Americano”, “El Federalista” y “El Ilustrador Americano”, a través del cual pudo ponerse en contacto con los insurgentes, quienes la incorporaron a la guerra de independencia. 

 

Tras el estallido del movimiento independentista, en 1810, Leona se unió a la rebelión y dispuso de buena parte de su fortuna para apoyar la causa. En 1813 fue aprehendida y acusada de infidencia. Sin embargo, al momento de su detención, ella no reveló información alguna que pudiera comprometer el movimiento, por lo que fue recluida en el Colegio de Belén, escapando para refugiarse en Oaxaca, desde donde seguiría luchando en compañía de Quintana Roo.

 

No fue hasta 1820 cuando se le permitió volver a la Ciudad de México para rehacer su vida. Sin embargo, tras el triunfo independentista en 1821, se alejó de la escena pública. El 21 de agosto de 1842 falleció Leona Vicario en la Ciudad de México. Hasta el final de su vida había seguido escribiendo y opinando, tanto en las páginas de “El Federalista” como en las tertulias literarias y políticas que había sabido impulsar, junto a las élites de la sociedad liberal.

 

Compañeras y compañeros diputados, el siguiente año celebraremos 210 años del inicio del movimiento independentista. Conmemoraremos que una mujer llamada Leona Vicario, con indomable espíritu de lucha, mostró conocimiento, fuerza y temple. 

 

Por ello al establecer el 2020 como Año de Leona Vicario, estamos reconociendo su legado histórico e intelectual, su vida y su lucha por la Independencia, sus convicciones patrióticas y su persecución y destierro, de una generación que pavimentó el camino para las siguientes generaciones de mujeres. 

 

Por último, compañeros: sirva el Año de Leona Vicario para visibilizar a todas las mujeres que participaron en la independencia y  también para exigir que nunca más en nuestro país, se tomen decisiones sin las mujeres, que nunca más las mujeres deban gritar para ser escuchadas, que nunca más las políticas públicas carezcan de perspectiva de género y que nunca más, ningún acto, acción, política o programa de gobierno; que ninguna ley ignore que las mujeres existen; que tienen los mismos derechos y que, en nuestro país, las mujeres han construido, hombro con hombro, junto con los hombres, la Nación que hoy tenemos.

 

Muchas gracias.

---oo0oo---

 

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"