• Miercoles, 6 Mayo 2020 a las 16:30:00

INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA DURANTE LA REUNIÓN VÍA INTERNET DE LA COMISIÓN DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO CON JUAN PABLO GRAF NORIEGA, PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NA

Primero, darle la bienvenida a los funcionarios. Ha sido especialmente oportuna la presencia de ellos el día de hoy en la Comisión de Hacienda, conocer los ejercicios de predicción sobre la crisis económica que se avecina, los mecanismos de intervención y seguimiento que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dará al sistema financiero, pues son evidentemente muy relevantes.

 

INTERVENCIÓN DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA DURANTE LA REUNIÓN VÍA INTERNET DE LA COMISIÓN DE HACIENDA Y CRÉDITO PÚBLICO CON JUAN PABLO GRAF NORIEGA, PRESIDENTE DE LA COMISIÓN NACIONAL BANCARIA Y DE VALORES; DAVID LÓPEZ, VICEPRESIDENTE TÉCNICO Y JOSÉ ANTONIO QUESADA, VICEPRESIDENTE DE POLÍTICA REGULATORIA. 

 

Primero, darle la bienvenida a los funcionarios. Ha sido especialmente oportuna la presencia de ellos el día de hoy en la Comisión de Hacienda, conocer los ejercicios de predicción sobre la crisis económica que se avecina, los mecanismos de intervención y seguimiento que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dará al sistema financiero, pues son evidentemente muy relevantes.

 

Más allá, presidente, de la lucha palaciega por el control de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, lo que nos interesa a los diputados -a todos- es que este órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda, pero con facultades autónomas en la regulación del sistema financiero, pueda cumplir su tarea que, desde mi punto de vista, tiene que ver con garantizar estabilidad, confianza en el sistema financiero, y eso se logra, desde mi punto de vista, garantizando el funcionamiento del sistema de pagos, entre cosas desde luego, pero el sistema de pagos para generar estabilidad y confianza me parece que es indispensable y el papel de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores podrá ejercer sus facultades autónomas en la medida en que acreciente su respetabilidad y su fuerza en la actuación frente al sistema financiero.

 

En un plumazo, funcionarios, prácticamente se esfumó el anuncio en la Reunión Nacional Bancaria de Acapulco de que tenía una cartera de mora histórica, que se tenía una reserva de capital histórica, que había una reserva de crédito histórica también -no recuerdo la cantidad- pero el anuncio era que contábamos con una banca comercial, antes de la crisis sanitaria, y el impacto de la crisis económica y financiera.

 

Yo creo que empieza a haber señales de que la crisis no va a ser una “V” sino que puede ser una “U” achatada. Es decir, una crisis económica duradera con una recuperación difícil de lograr.

 

Desde la tercera semana de marzo, hay una tendencia de que inversionistas abandonen posiciones de activos seguros, o más bien, posiciones de riesgo y busquen activos seguros: Dólar, oro, otros países. Hay una depreciación y, por lo tanto, hay una fuga de capital, de dólares, importante en el país.

 

Hay una depreciación del peso que ha alcanzado ya, niveles alarmantes que impactan de manera grave la deuda externa e interna y el debate sobre las medidas económicas que el gobierno toma para enfrentar la crisis genera esta incertidumbre, esta desconfianza de qué va a pasar con el sistema financiero, qué puede pasar con el sistema de pagos en el momento en que un usuario de la banca quiera ir a retirar en cualquier cajero, quiera que le paguen un cheque, quiera hacer uso de su dinero y  empiece a haber restricciones, en ese momento se generará –sin duda- una dinámica que pondrá en altísima crisis al sistema de pagos y las consecuencias serían, evidentemente, muy graves.

 

Así como en la emergencia sanitaria, la estrategia fundamental fueron el aislamiento y el “quédate en casa”, para la crisis económica la estrategia fundamental es cómo reactivar la economía, cómo reactivarla es la clave.

 

Si no hay un programa y medidas alrededor de este esfuerzo, creo que difícilmente habrá una “V” y, por lo tanto, habrá una “U” achatada que alargará la crisis con el deterioro de la planta productiva, con los empleos y la calidad de vida.

 

Termino. La Comisión Nacional Bancaria y de Valores cómo aportará instrumentos y medidas (ya conocimos unas); pero ¿qué instrumentos y medidas más puede aportar para garantizar la pérdida de confianza? ¿Para garantizar medidas de apoyo a la planta productiva y, desde luego, que coadyuven en este esfuerzo de reactivación económica?

 

Ustedes conocen las medidas de los bancos comerciales, fueron los primeros… no comparto con Puente, que “era una medida del gobierno”. Hasta donde yo entiendo, fue una medida de los bancos que iniciaron alargando plazos, posponiendo pagos. Después el Banco de México permitió el uso de reservas, de garantías por casi 800 mil millones de pesos.

 

Después el crédito del BID por los 12 mil millones de dólares.

 

En fin, creo que este tipo de medidas concretas pueden ayudar.

 

La Comisión Nacional Bancaria puede armar un programa paran flexibilizar garantías, cuotas en la banca comercial.

 

Parece que esas son medidas concretas que podrían ayudarnos.

 

Yo agradezco a los funcionarios su atención. Ojalá que podamos seguir teniendo encuentros dando seguimiento a todas estas medidas ayudarán a todos a predecir cómo va la recuperación.

 

No creo que Graf haga todos los días, como López Gatell, una reunión para informar cómo va la contingencia (ahora económica); pero sí puede reunirse con la Comisión de Hacienda y otras de carácter económico para ver cómo van las cosas de la crisis económica y ver si, finalmente, el gobierno puede ser convencido de que se requieren otras medidas más allá de las que ha propuesto.

 

Gracias a los funcionarios.

 

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"