• Jueves, 4 Julio 2019 a las 17:15:00

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, CON RESPECTO A LA SITUACIÓN QUE GUARDA EL CONFLICTO DEL GOBIERNO FEDERAL CON ELEMENTOS DE LA POLICÍA FEDERAL Y LA GUARDIA NACIONAL.

Acaba de terminar la conferencia de prensa del secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, y lo que parecía una buena oportunidad para aclarar y construir puentes que le dieran solución al conflicto

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA, CON RESPECTO A LA SITUACIÓN QUE GUARDA EL CONFLICTO DEL GOBIERNO FEDERAL CON ELEMENTOS DE LA POLICÍA FEDERAL Y LA GUARDIA NACIONAL.

 

Acaba de terminar la conferencia de prensa del secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, y lo que parecía una buena oportunidad para aclarar y construir puentes que le dieran solución al conflicto, por el contrario: El discurso del Presidente López Obrador en la “mañanera” determinó firmeza, mano dura y, prácticamente, declaró la conveniencia que, para la Guardia Nacional, significaría la separación de la Policía Federal y –particularmente- de todos sus miembros.

 

Lo que están reclamando los trabajadores (que son eso en la Policía Federal también), es que sus derechos -que además del salario establecido en el contrato- se integraban bonos, compensaciones, seguros de vida y de riesgo, gastos médicos, vivienda, becas para sus hijos.

 

Es decir, estamos hablando de ventajas laborales, de condiciones de trabajo para una actividad que no cualquiera puede desarrollar sencillamente porque lo que ponen en juego es su integridad, su seguridad, su vida.

 

Me parece que hay un tono discriminatorio frente a los integrantes de la Guardia que vienen del Ejército y de la Marina. Ellos tienen mucho mayor certidumbre, solo cambiaron de uniformes: son sus mismos mandos, sus mismas instalaciones, sus garantías son las mismas, pueden recibir ellos y sus familiares atención en los hospitales militares, tienen sus bonos, sus compensaciones y una cosa muy importante, su antigüedad se les está respetando, y a los Policías Federales, lamentablemente no se les da certeza, no se les dan garantías ni seguridad.

 

Finalmente, Durazo ha anunciado que el contrato para los de la Policía Federal es de dos años, a reserva de las evaluaciones y de las condiciones en las que desarrollan su actividad. Por lo tanto, se ponen en riesgo absoluto derechos laborales, antigüedad y condiciones que fueron acumulándose durante muchos años para ellos y para sus familias.

 

El problema es ése: La incertidumbre, la duda, el desasosiego porque, finalmente, la decisión del Presidente con la calificación de que son corruptos, de que es una policía descompuesta, que ya no sirve, lo que pretenden es extinguir la materia de trabajo para ahorrarse las liquidaciones bajo el argumento jurídico de que la causa de la separación no es atribuible al patrón –es decir, al gobierno- sino que, sencillamente, la materia de trabajo desaparece y, por lo tanto, las liquidaciones y compensaciones por la separación se reducen a lo mínimo.

 

Creo que es de altísimo riesgo, de una irresponsabilidad meridiana, no solo de Durazo sino del presidente de la República, echar a los tianguis, al desempleo o a los brazos de la delincuencia a esta fuerza.

 

Estamos hablando, primero, de que hay inconformidad en el sector, en la división más grande de 17 mil miembros y otra de cinco mil, que son Fuerzas Federales; pero falta la fuerza técnica de mayor formación profesional, que son los que tienen que ver con: Inteligencia, Investigación; Seguridad Regional; Científica; Antidrogas, y la Unidad de Asuntos Internos.

 

Estos cuerpos especializados que han costado al Estado tiempo, recursos, sacrificios, no deberíamos darles una patada.

 

Me parece que el Presidente está actuando con irresponsabilidad, y esta discriminación puede echar a la basura el trabajo, la experiencia, los recursos que se han destinado para formar una fuerza de protección para el país y para la sociedad.

 

Me parece que el Presidente debería modificar el discurso, rectificar el posicionamiento, invitar al diálogo y resolver, con pleno derecho a sus derechos humanos, laborales, y –desde luego- los compromisos que tiene la Policía Federal con el país y buscar la manera de resolverlos dándoles certidumbre, certeza, atendiendo a lo que tienen derecho, y no maltratándolos, discriminándolos.

 

Que este procedimiento tiene que ver con la improvisación, con la simulación, con la falsedad con la que el actual gobierno quiere atender estos problemas.

 

Estaremos atentos y comunicaremos.

 

 

 

oooOooo

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"