• Martes, 3 Diciembre 2019 a las 16:48:00

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA EN TORNO A SEÑALAMIENTOS DE LA SECRETARIA EJECUTIVA DE LA COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL), ALICIA BÁRCENA

Alicia Bárcena, representante de la CEPAL (Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe), dirigente de un organismo internacional dependiente de la ONU (Organización de las Naciones Unidas)

MENSAJE DEL DIPUTADO ANTONIO ORTEGA MARTÍNEZ, DEL GRUPO PARLAMENTARIO DEL PARTIDO DE LA REVOLUCIÓN DEMOCRÁTICA EN TORNO A SEÑALAMIENTOS DE LA SECRETARIA EJECUTIVA DE LA COMISIÓN ECONÓMICA PARA AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE (CEPAL), ALICIA BÁRCENA; EN FAVOR DE LA POLÍTICA ECONÓMICA DEL GOBIERNO DE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR.

 

Alicia Bárcena, representante de la CEPAL (Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe), dirigente de un organismo internacional dependiente de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), de nueva cuenta puso en entredicho las estimaciones de las instituciones mexicanas e instituciones extranjeras respecto a la economía mexicana y a las previsiones para el próximo año.

 

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), por ejemplo, es un órgano en el que participamos países en vías de desarrollo (incluido México) ha adquirido una relevancia importante porque sus estudios, las conclusiones que elabora son de tal contundencia que han ganado confianza y credibilidad.

 

Establece la OCDE –a partir de estos estudios- convenios de colaboración con los países y establece mecanismos para la implementación de buenas prácticas al grado tal que muchas de sus recomendaciones adquieren casi carácter vinculatorio y los estados miembros se comprometen a cooperar e instalar las recomendaciones de la OCDE.

 

En contrario, la CEPAL que preside Alicia Bárcena (1 de julio de 2008) desde hace mucho tiempo no se le conocen estudios y análisis, no se le conocen las ventajas que –para muchos países- los investigadores que trabajan en la CEPAL podrían sugerir y plantear para mejorar las condiciones de desarrollo económico de nuestros países; mucho menos tiene armadas políticas de implementación de buenas prácticas.

 

Nos parece que la CEPAL y, particularmente, su presidenta Alicia Bárcena, en los últimos meses viene perfilando opiniones políticas sobre la realidad en muchos países.

 

En México está confirmada la estimación por el INEGI, por el Banco de México, por las calificadoras que realizan análisis sobre las condiciones económicas y todos han confirmado que el crecimiento económico para este año está en franca recesión y, para no entrar a un debate falso, “la economía está estancada”.

 

Y Alicia Bárcena, con sesgos políticos, con preferencias ideológicas la cuestionan y asegura que, en los próximos meses, por las políticas públicas que se aplicarán, es previsible que haya mejoras de la estimación en 0 del crecimiento económico para México.

 

El Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional y el Banco de México hacen estimaciones y predicciones económicas sobre el 2020 que generan dudas y obligan a la revisión de las políticas que se aplican en México y Alicia Bárcena, disminuyendo y dañando el papel que debería jugar, las cuestiona y, por el contrario, hace estimaciones totalmente diferentes generando confusión en el terreno académico; de los inversionistas y en el político.

 

Alicia Bárcena, pensamos, está confundiendo con sus puntos de vista, con sus opiniones; y parecería que sus diagnósticos diferenciados al común de los que hacen otras instituciones, lo que pretende es generar una opinión favorable para el actual régimen en México y una opinión favorable para las políticas que está implementando.

 

Parecería que el anuncio de que sería invitada a formar parte de la administración de López Obrador –que ella desestimó y pidió terminar su período- parecería que Alicia Bárcena lo que pretende es esperar a terminar su mandato para, finalmente, ser incorporada.

 

Quizás no es el tono adecuado; pero Bárcena tiene que rectificar su comportamiento político, técnico porque, de lo contrario, se confirmaría una opinión generalizada de que ella está buscando chamba ahora que deje de ser titular de la CEPAL. Estaría buscando cargo, puesto en la actual administración.

 

Creo que Alicia Bárcena debería concentrar sus esfuerzos en mejorar los estudios analíticos sobre la economía y desarrollo de los países de América Latina, poner mayor atención, tiempo y dedicación para implementar mejores prácticas de desarrollo económico con recomendaciones, y creo que la CEPAL podría acreditar mejor su función si la titular deja de estar opinando con sesgo político e ideológico, y se dedica al análisis y las recomendaciones técnicas y objetivas a las que debería estar limitada.

 

Cabe destacar que la semana pasada. Bárcena, aseguró que, pese a que el crecimiento de 0% es una tasa lejana al 2% alcanzado por el PIB en el 2018, ello es resultado de retrasos en la ejecución del presupuesto, típica del primer año de gobierno y de una baja inversión pública y privada y que la agenda redistributiva del nuevo modelo económico que llegó con el cambio de gobierno contribuirá en la mejora de las condiciones de vida en México.

 

oooOooo

  

 

  •        
    							    

    "PND 2019-2024 Crítica y propuestas alternativas"